Rajoy usará "todos los mecanismos" políticos y jurídicos para evitar la independencia

stop

El desafío secesionista

Mariano Rajoy, durante su declaración de este mediodía en Moncloa / EFE

en Barcelona, 27 de octubre de 2015 (14:24 CET)

Unas horas después de que Junts pel sí, el partido de Artur Mas, y la CUP presentasen en el registro del Parlament una propuesta para declarar la república catalana, Mariano Rajoy ha convocado a la prensa de forma extraordinaria para responder a la afrenta. El presidente español ha asegurado que pondrá "todos los mecanismos políticos y jurídicos" que estén a su alcance para impedir la independencia de Cataluña.

Rajoy ha afirmado también que "garantiza" que los secesionistas no lograrán sus fines. "Defenderé mi país y la democracia por la que tanto hemos trabajado", ha dicho el presidente tras enviar "un mensaje de tranquilidad" a los españoles y en especial a los catalanes: "Mientras yo sea presidente, España será una nación de ciudadanos libres e iguales".

Reforma del tribunal Constitucional

El presidente no ha quería detallar cuáles son los mecanismos a los que recurrirá en caso de que esa declaración de independencia se materialice. No obstante, ha recordado la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional que su partido, el PP, aprobó hace un par de semanas y que permitirá al Alto Tribunal ejecutar sus sentencias dándole vía libre para una posible inhabilitación de la autoridad que se las salte.

Es decir, que si Artur Mas desobedece los fallos del Constitucional, tal y como se plantea en esa propuesta que ha tenido entrada hoy en el registro del Parlament, los jueces podrán iniciar el proceso para su inhabilitación para ejercer cargo público. Otra de las medidas posibles, aunque de mayor gravedad, sería la aplicación del famoso artículo 155 de la Constitución española que permite la suspensión de la autonomía en una comunidad cuyo gobierno actúe de forma díscola.

Trámites parlamentarios

Lo de Rajoy de hoy no es más que un aviso. La propuesta para declarar la independencia presentada esta mañana todavía tiene mucho recorrido por delante para ser aprobada. Para empezar, no puede tramitarse hasta que no haya un nuevo Govern de la Generalitat. En este momento las negociaciones para crear ese Ejecutivo entre Junts pel sí y la CUP parecen estancadas.

Después, y aunque se opte por el procedimiento de urgencia, la declaración deberá pasar por una serie de trámites parlamentarios, que pueden alargarse durante meses ante de llegar a la votación definitiva en el pleno de la Cámara. De lo que ha dicho hoy Rajoy sí queda claro que si esa declaración llega a aprobarse, el Gobierno central la recurrirá ante el Constitucional.     

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad