Rajoy: "Se evitó el rescate y eso es la mejor medida social"

stop

DEBATE DEL ESTADO DE LA NACIÓN

Mariano Rajoy, en el Congreso

Barcelona, 24 de febrero de 2015 (13:14 CET)

Es discutible, pero el Gobierno se acoge a ello con determinación. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado que la gran "medida social" de esta legislatura ha sido evitar el rescate de España, y que, con ello, se ha podido iniciar una etapa de crecimiento, después del "desastre" anterior, antes de que llegara al Gobierno el PP en noviembre de 2011. Para Rajoy, el rescate financiero de 51.000 millones de euros, aportados por los contribuyentes europeos, no fue un rescate exactamente. 

Rajoy ha remachado esa idea, una y otra vez, en su intervención en el Congreso, con motivo del debate sobre el estado de la nación, que se ha convertido en el gran acto del PP para mejorar sus expectativas de voto en las elecciones generales de este año.

Los aplausos de los diputados del PP

Interrumpido por aplausos constantes de la bancada del PP, Rajoy ha mostrado una de sus preocupaciones: la falta de reconocimiento a un Gobierno, que, según él, impidió un rescate que hubiera supuesto un control total, por parte de las autoridades europeas, de las políticas sociales del Ejecutivo español.

El jefe del Gobierno ha considerado que "se han sentado las bases para un crecimiento sostenido y un bienestar sostenible, y que se recogen ahora "los frutos de las reformas, porque se crece más que nadie en Europa, y se genera más empleo, y nadie lo esperaba hace tres años".

Rajoy ha querido anunciar el porcentaje de crecimiento para 2015, superando las propias previsiones del Ejecutivo, pero con prudencia, porque los organismos internacionales ofrecen un crecimiento mayor.

Un millón de puestos de trabajo entre 2014 y 2015

Ha señalado que España crecerá en 2015 un 2,4% del PIB, cuatro décimas más que sus propios números hace unos meses, pero unas seis décimas menos que los servicios de estudios de las grandes entidades financieras, que ven posible un crecimiento por encima del 3%.

Con esa política de prudencia, el Gobierno quiere llegar a las elecciones con unos buenos datos, con el objeto de 'vender' la consolidación de la recuperación económica.

Junto a ello, el jefe del Ejecutivo, ha ofrecido más datos: un crecimiento del consumo del 3%; de los bienes de equipo en un 7%; , el crecimiento "como novedad", del sector de la construcción, residencial y no residencial; y la creación, con todo ello, de 500.000 puestos de trabajo en 2015.

Unido a ello, según Rajoy, entre 2014 y 2015 se habrán creado un millón de nuevos empleos. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad