Rajoy se compromete a bajar impuestos el próximo verano

stop

El presidente saca pecho de las medidas impulsadas en el último año y de las señales de recuperación económica en Soutomaior

Mariano Rajoy en el castillo de Soutomaior | EFE

31 de agosto de 2013 (13:14 CET)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), ha anunciado que relajará la presión tributaria de España en un año. Lo ha hecho en la apertura del curso político en el país este sábado en un escenario en el que se encuentra especialmente cómodo, un discurso ante unos 1.500 afiliados en el castillo de Soutomaior (Pontevedra).

Tras sacar pecho por las señales de recuperación económica de los últimos meses, Rajoy ha lanzado la promesa a los presentes: “En Soutomaior 2014 anunciaré una bajada de impuestos”. Antes, deberá afrontar la reforma tributaria que le reclama Bruselas. “La daremos a conocer en el primer trimestre de 2014”.

Recaudar más

Rodeado de fuertes medidas de seguridad para evitar las protestas de un grupo de afectados por las participaciones preferentes, el Presidente ha asegurado que nadie ni nada le distraerá de la hoja de ruta que tiene fijada para su gobierno. “Crecer y crear empleo”.

Rajoy ha detallado las necesidades inmediatas para alcanzar esta meta, entrando en cierta contradicción con su compromiso para agosto de 2014. El líder del PP ha anunciado que el Ejecutivo está obligado a “recaudar más”. Justifica que es la única alternativa posible para incrementar los recursos destinados a “servicios públicos, infraestructuras y el bienestar de las personas”.

Con todo, ha evitado concretar cómo piensa incrementar los ingresos del Gobierno. No ha detallado si la próxima reforma tributaria incluirá nuevas tasas o endurecerá algunas de ellas, aunque sea de forma provisional. Se ha limitado a mostrar su compromiso para la próxima inauguración del curso político en Galicia.

Recortes

El Presidente asegura que ya se han recogido los primeros frutos de las medidas de austeridad implementadas en España. “Seguiremos trabajando, las reformas tienen que continuar en el presente para asegurar el futuro”, ha manifestado. La más inmediata será la de las pensiones, que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, dará a conocer el próximo lunes a los agentes sociales.

Rajoy ha recordado el cambio sustancial del mensaje transmitido el verano pasado en Soutomaior. En agosto de 2012, el escenario era más pesimista en España. La prima de riesgo alcanzó los 640 puntos básicos, el grifo de la financiación estaba cerrado a las grandes empresas españolas y al sector público y el euro se encontraba al borde de la desaparición. “Ahora, se habla de que pronto saldremos de la recesión”, ha afirmado.

'Caso Bárcenas'

El Presidente ha asegurado que el Gobierno del PP tiene un “reto en curso”: las elecciones europeas del próximo año. En su discurso ante la militancia gallega, ha evitado en todo momento hacer ninguna referencia al Caso Bárcenas (el ex tesorero de partido ha solicitado una pericial paralela de sus ordenadores) y al escándalo del Caso Gürtel, en el que la ministra de Sanidad, Ana Mato, se ha visto implicada.

Es más, Rajoy ha aprovechado su discurso para dar un espaldarazo público al Gobierno en bloque. “Estoy muy orgulloso de todos sus miembros”, ha afirmado.

Oposición

También ha tenido palabras para el PSOE. Ha reiterado por enésima vez que los socialistas son los únicos culpables de la situación económica del país y les ha echado en cara el poco apoyo que muestra al Ejecutivo en el Congreso. “No han colaborado en nada”, ha sentenciado poco antes de despedirse de los presentes.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, han seguido el discurso del Presidente desde la primera fila del castillo de Soutomaior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad