Rajoy recurre la consulta catalana: “Sin ley no hay democracia”

stop

CONSEJO DE MINISTROS

El presidente del Gobierno,Rajoy al inicio del Consejo de Ministros extraordinario I Angel Díaz (EFE)

29 de septiembre de 2014 (13:07 CET)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se mueve. No hasta el 10 de noviembre y una vez se compruebe que el Govern de Artur Mas respeta la legalidad, y retira la consulta soberanista del 9 de noviembre.

Rajoy ha presidido el consejo de ministros en el que se ha acordado recurrir la consulta del 9N, con un recurso contra la ley de consultas, y otro contra el decreto de convocatoria firmado por el President Artur Mas. Tras esa decisión, el jefe del Ejecutivo español ha reiterado los motivos. “Una parte no puede resolver aquello que atañe a todos”, ha asegurado, insistiendo en que “sin ley no hay democracia”.

La responsabilidad de Mas


El mandatario español considera que la consulta es un “referéndum de autodeterminación”, y que no se puede celebrar, porque es competencia del Estado. Pero la razón esgrimida, una y otra vez, es que Mas, con su decisión, “le está privando al conjunto del pueblo español” el propio concepto de soberanía nacional.

Rajoy mantuvo abierto el diálogo con el President Mas, hasta que entendió que el mandatario catalán había optado por una decisión unilateral, al pactar la fecha y la pregunta con los partidos catalanes. A su juicio, estaba avisado desde el primer momento de que no lo podía hacer. Y, en ese sentido, el jefe del Gobierno ha considerado que “es responsable de deslegitimar, de forma injusta, las instituciones democráticas españolas”.

Hay tiempo

Ahora bien, esa es la posición que, según Rajoy, no podía obviar un Gobierno español, fuera del color que fuese. “Estoy obligado a presentar los recursos”, ha afirmado. Pero, después, o a continuación, es el momento de la negociación política. Rajoy se ha mostrado abierto “al diálogo, a considerar lo que sea necesario”, pero siempre que esa consulta no se celebre. “Aún hay tiempo para enderezar el rumbo”, ha sentenciado.

Esta vez, Rajoy ha aceptado las preguntas de los informadores, en la Moncloa, que se han centrado en la posibilidad de que Mas siga adelante con la consulta, diga lo que diga el Tribunal Constitucional. “No contemplo otro escenario que el cumplimiento de la ley”, ha asegurado.

En manos de Mas

También se ha referido a una posible reforma de la Constitución, sin descartar que ello sea posible en el futuro inmediato. Pero Rajoy no se ha movido del asunto en concreto. Y, sin aspavientos, medido, el jefe del Gobierno ha insistido en que la prioridad, ahora, es que esa consulta no se celebre.

Todo quedará pendiente ahora de los pasos que quiera dar el President Mas, y de lo que pueda ocurrir a partir del 10 de noviembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad