Rajoy propone bajar impuestos y racionalizar las administraciones locales

stop

20N

El candidato del PP, Mariano Rajoy

31 de octubre de 2011 (10:10 CET)

Mariano Rajoy se ha comprometido a fomentar fiscalente el "ahorro a largo plazo" si gana las elecciones del 20N. El candidato del Partido Popular (PP) presenta este lunes al comité ejecutivo nacional del partido reunido en Santiago de Compostela el programa electoral que defenderá para llegar a La Moncloa.

A tres semanas de los comicios, Rajoy anuncia la creación de una nueva deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por el incremento anual del ahorro, que incluya la adquisición de vivienda habitual.

La reforma fiscal popular también incluye la elevación de los mínimos familiares en este impuesto. Un paso que se da para “adaptarlos mejor a las circunstancias de los contribuyentes", especialmente para las familias numerosas. También propone modificar el impuesto de sociedades. Generaliza la aplicación a las empresas de reducida dimensión el tipo impositivo del 20% y extender el ámbito de aplicación del tipo del 25%.

Reestructurar las administraciones locales

La hoja de ruta de Rajoy también pasa por reestructurar las Administraciones Públicas. Aunque el programa electoral popular pone el ojo a las más pequeñas: las locales. Proponen "homogeneizar" las retribuciones de los cargos electos en función de la dimensión de los municipios y que se racionalicen las estructuras administrativas y sus costes. Asimismo, afirma que se reducirá el número de altos cargos y personal eventual, y el gasto corriente.

Por otro lado, asegura que se reducirán el número de entes y organismos públicos. El primer paso será delimitar “con mayor precisión” el marco competencial de administración "evitando los solapamientos innecesarios". Una vez completado el mapa, los populares fomentarán la agrupación voluntaria de municipios teniendo en cuenta la capacidad organizativa y financiera.

A ello sumarán la aprobación de una ley básica que, "partiendo del pleno respeto a la autonomía" atribuya "con mayor precisión" las competencias y les dote de instrumentos más adecuados para la gestión". Finalmente, anuncian que impulsarán su tramitación conjunta con el nuevo modelo de financiación local.

Reformas estructurales

Buena parte de las propuestas económicas del programa de Rajoy se centran en impulsar "reformas estructurales para la estabilidad presupuestaria, el saneamiento del sector financiero, la liberalización de la economía, la reforma laboral y el impulso de la competitividad".

La primera de ellas es "poner orden en las cuentas públicas". Para ello promoverá una "ley orgánica de estabilidad presupuestaria para el desarrollo de la reciente reforma constitucional" en la que se establecerán los "mecanismos de participación" del Consejo de Política Fiscal y Financiera" y se precisarán los "procedimientos de distribución de los límites de déficit y deuda" entre las distintas administraciones, los "supuestos excepcionales", la "forma y plazo de corrección de las desviaciones, y las responsabilidades derivadas de sus incumplimientos".

Todo ello irá acompañado de un "plan de austeridad" que comprometerá al conjunto de las administraciones. Esto puede implicar "eventualmente" la supresión de los organismos, entes públicos y entidades instrumentales "cuyas funciones pueda asumir la administración".

Mecanismos no bancarios de financiación

Para solucionar la falta de liquidez de las empresas el PP propone impulsar “mecanismos no bancarios" como business angels, capital semilla o private equity. Además, impulsarán el "desarrollo de los mercados de capitales" a través de la modernización y mayor eficiencia de sus infraestructuras y del fomento del ahorro a largo plazo y provisional.

Entre las medidas para que haya más emprendedores y favorecer la creación de empleo, el programa incluye la simplificación de los contratos laborales; la reforma de la estructura de la negociación colectiva; o que autónomos y pymes no tengan que pagar el IVA hasta que hayan cobrado efectivamente las facturas.

También está la ley para el apoyo a los emprendedores que anunció Mariano Rajoy el pasado verano y el apoyo fiscal de 3.000 euros por la contratación del primer trabajador que no tenga la condición de socio de una empresa de nueva creación. Además, bonificarán las cotizaciones sociales para los autónomos empresarios que contraten su primer trabajador no socio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad