Rajoy, Feijóo, Florentino Pérez y Bieito Rubido comparten mantel en Cedeira

stop

Los presidentes nacional y autonómico; el de la constructora ACS, y el director del diario ABC comieron este viernes en el reservado del restaurante El Badulaque

Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, y Mariano Rajoy

en A Coruña, 14 de agosto de 2015 (23:45 CET)

En la villa coruñesa de Cedeira es hoy uno de los temas más comentados. La localidad, que estos días celebra sus fiestas, fue este viernes escenario de una comida a cuatro bandas entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el presidente de la Xunta y compañero de filas en el Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo; el máximo mandatario del Real Madrid y de la constructora ACS, Florentino Pérez, y el director del diario ABC, el cedeirés Bieito Rubido, del que se hace eco en su edición El Confidencial. Tres gallegos y el rey de la obra pública. El lugar elegido: un reservado del restaurante El Badulaque.


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegó directamente desde Ordes, donde había comparecido en rueda de prensa ante los medios para valorar las explicaciones de su ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y confirmar a Núñez como "el mejor candidato a la Xunta en 2016", disipando así los rumores que lo sitúan como su sucesor. El presidente autonómico no le acompañó en el acto ni en el trayecto, sino que prefirió esperarlo en Cedeira.

Prensa y empresa

En el reservado de la marisquería esperaba también el director del diario ABC, Bieito Rubido, natural de la localidad y al que se le presume afinidad ideológica con los dos políticos que lo acompañaron. A estos tres comensales se les unió posteriormente Florentino Pérez, máximo directivo de una de las mayores constructoras del país, ACS, con intereses en adjudicaciones públicas como la del AVE a Galicia.

Florentino Pérez se convirtió en el rey de la obra pública en Galicia a golpe de contrato de alta velocidad. Además de concesiones públicas a través de Urbaser, construye con otra filial --Maessa-- parte del flotel de Pemex en Navantia Ferrol y con Dragados la ampliación del Puente de Rande.

De lo que se habló realmente allí dentro nada se sabe. El cartel de la entrada lo advertía: Reservado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad