Rajoy exhibe sus razones contra Podemos y el legado del PSOE

stop

BALANCE DEL PRESIDENTE

Mariano Rajoy,en el balance del año desde la Moncloa

Barcelona, 26 de diciembre de 2014 (21:43 CET)

Mariano Rajoy no se caracteriza, precisamente, por un verbo que incite al optimismo. Pero le gusta explicar las cosas con cierta sencillez, sin buscarse demasiados problemas. "A esas alturas de mi vida, comprenderá que, tal", aseguró este viernes, cuando una periodista le preguntó por las críticas recibidas por su supuesto triunfalismo a la hora de destacar la situación económica de España.

Rajoy no mueve a las masas, pero se defiende con los datos macroeconómicos que han cerrado el ejercicio de 2014, con dos claros mensajes: España le ha dado la vuelta a la situación, si se compara con el inicio de la crisis, y lo ha hecho porque ha habido "estabilidad política", que le ha permitido, con la mayoría absoluta del PP, aprobar medidas como la reforma laboral, o ahora la reforma fiscal, que se aplicará ya en enero de 2015.

Dos mensajes para dos adversarios: Podemos, y su proyecto de cambio radical, y el PSOE, que gobernó desde el inicio de la crisis hasta 2011.

El peligro de la fragmentación del Congreso


¿Es suficiente? ¿Se podría haber hecho más? ¿Es injusto con una parte sustancial de la sociedad española? ¿Los casos de corrupción hay que verlos como casos particulares que ya son objeto de la Justicia?

Rajoy no desea entrar de lleno en esas cuestiones. Se parapeta con lo se ha hecho y reclama que se tenga en cuenta que un Congreso muy fragmentado, con dificultades para formar gobierno, con la irrupción de Podemos como segunda o tercera fuerza política, podría generar un problema mayor que impediría la consolidación de la recuperación económica.

Un "vuelco de dos puntos" de crecimiento del PIB en dos años


¿Se equivoca Rajoy? Los datos que exhibió este viernes son buenos o malos, --como todos los que uno quiera reflejar—si se comparan con algo, con otra realidad. Y el Presidente recordó que en 2014 el PIB podrá crecer un 1,3%, o 1,4%. Podría ser poco, pero es que "se ha avanzado en dos años de una recesión del 1,2% a un crecimiento del 1,4%, y eso significa un vuelco de dos puntos". Y eso no lo ha hecho ningún país del entorno europeo, insistió el jefe del Ejecutivo.

También destacó que España ha adelantado "19 puestos" en el ranking del Banco Mundial en el índice que mide la facilidad para crear empresas. Sigue con problemas, pero es un avance.

En el sector exterior, "sólo nos supera Alemania"


Respecto al sector exterior, éste ya representa el 34% del PIB, y sólo "nos supera" Alemania, aseguró Rajoy, en relación a que España ha ido modelando su sistema productivo, para que dependa más de las exportaciones, lo que repercute en un mejor comportamiento de la balanza por cuenta corriente.

La inversión extranjera, con los datos del Gobierno, también ha confiado en España. "Estamos entre los diez países del mundo que más inversión extranjera recibe, y el primero en Europa", incidió Rajoy.

Rajoy consideró que el despegue económico podría llegar en 2015, si el tipo de cambio del euro y el precio del petróleo se mantienen como hasta ahora. Si el presidente del Gobierno consideró que el próximo año será bueno, con esas condiciones añadidas, será "muy bueno para la economía española".

Un aumento del salario mínimo de sólo tres euros


Lo que ocurre es que esos cambios que destaca el Ejecutivo son menores para el conjunto de la sociedad. El consejo de ministros aprobó este viernes un aumento de las pensiones, del 0,25%, y del salario mínimo interprofesional, del 0,5%.

Eso supone que ese salario pasará de 645,30 euros a 648,52 euros, sólo tres escasos euros. Pero para Rajoy es una mejora.

Crecimiento neto de empleo


El otro asunto es el empleo. "España crea más que nuestros socios europeos y es el país que más empleo crea de la Unión. Sé que a algunos les cuesta creerlo, pero esta es la realidad", remachó. Los datos muestran que en el segundo y tercer trimestre "se han creado 550.000 empleos en términos de la EPA y la Seguridad Social ha visto incrementado en 338.000 el número de personas afiliadas, con un crecimiento de un 2% en los últimos 12 meses. Además, se han creado 71.500 empresas". La objeción es, de nuevo, la misma: empleos con salarios bajos, y la mayoría temporales, pero, con la lógica de Rajoy, eso es un avance.

También lo es que ahora España paga más pensiones, 400.000 más que en 2011, según Rajoy. Eso equivale a un desembolso de 132.000 millones de euros al año, o 360 millones de euros al día, algo que sucederá en 2015. En cuanto a las prestaciones de empleo, la cuantía que se destina es de 30.000 millones.

"Se crea, por primera vez desde 2007, empleo neto en España", remató Rajoy.

A pesar de los datos, el atractivo de Podemos


Es la lógica de Rajoy, que retomó de nuevo el cambio que se ha producido respecto a la prima de riesgo, de los casi 700 puntos de diferencia entre el bono español a diez años y el bono alemán a diez años, a los actuales 110 puntos. "Hace un año pronostiqué un 2014 mejor y se ha cumplido con creces", afirmó. Y, tras el reproche sobre su triunfalismo, insistió: "No es triunfalista, es un balance realista. Oiga, es que este año ha ido mucho mejor. Hay que decir la verdad. Las cosas están mejorando".

Eso sí, "la estabilidad es un valor, y la estabilidad nos ha permitido pisar firme para reorientar la economía", remató Rajoy, consciente de que llega el año de todas las batallas, y que una parte de la sociedad española está deseando votar otras opciones, como Podemos, para demostrar su hartazgo, sean reales o no los datos que ofrece el Presidente.

"Yo no soy comentarista de encuestas", aseveró, cuando se le citó el ascenso de Podemos.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad