Rajoy desmoviliza a sus electores y el PP se hunde

stop

ENCUESTA DE METROSCOPIA

Mariano Rajoy y Alberto Ruiz Gallardón / EFE

05 de octubre de 2014 (11:34 CET)

Todos los partidos se preparan para los próximos meses, en los que arrancará un periodo electoral que ya no finalizará hasta noviembre de 2015, con las elecciones generales. Antes, en mayo, habrá autonómicas y locales. El Gobierno que preside Mariano Rajoy espera que la evolución de la economía pueda ofrecer al PP plenas garantías de que continuará en la Moncloa, pero, con sombras todavía sobre el crecimiento económico –a la expectativa de lo que ocurra en países como Francia o Alemania—los populares se hunden en las encuestas.

El PP caería del 30,37% que logró, sobre censo en las elecciones de 2011, al 15,9% de la última encuesta, realizada por Metroscopia y que publica El País. El fenómeno que se detecta no es un apoyo de esos electores en masa a otras opciones políticas, sino un hundimiento por una deserción momentánea, que pudiera ser definitiva.

Con todas las cautelas, la encuesta considera que dependerá de lo que ocurra en los próximos meses para saber con exactitud si el PP es capaz o no de recuperar a los electores que tuvo en 2011.

Podemos sigue al alza


El problema esta vez, sin embargo, en comparación con otros sondeos anteriores, es que el PSOE ha comenzado a despertar, y, tras el cambio en la secretaría general, con el ascenso de Pedro Sánchez, los socialistas recobran el apoyo que obtuvieron también en 2011, cuando alcanzaron el 20,7%. No es para lanzar las campanas al vuelo, porque fue el peor resultado histórico del PSOE, pero supone una cierta recuperación, y marca una tendencia de que los socialistas han entrado, de nuevo, en la batalla.

El caso de Podemos es más sólido. Se consolida como tercera opción política, con el 14,3%, demostrando que debe ser ya un partido para tener en cuenta, a la espera de que Pablo Iglesias, y el resto de caras públicas se doten de una organización que les permita operar.

El caso es que el bipartidismo sigue a la baja, y está por debajo del 50%. Sólo lo supera si se incorpora Podemos. Respecto a UPyD, la formación que lidera Rosa Díez sigue estable. Mantiene los resultados de 2011, lo que indica que el descontento social ya no se refugia en el partido magenta. Es Podemos quien sigue acaparando un voto que va en ascenso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad