Rajoy dará juego a pymes y autónomos con un nuevo escenario fiscal

stop

INVESTIDURA

Rajoy, durante la Investidura, explica la reforma fiscal

19 de diciembre de 2011 (17:22 CET)

El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realizará cambios en algunas figuras impositivas, aunque aplazará la reforma fiscal "de mayor calado" a cuando mejore la situación económica, según ha adelantado en el Debate de Investidura en el Congreso de los Diputados.

En concreto, Rajoy se ha comprometido a modificar el régimen del IVA para que autónomos y pymes no tengan que pagar el impuesto hasta que efectivamente se haya realizado sobre el cobro de las facturas correspondientes.

Además, se mantendrá el tipo superreducido en la adquisición de vivienda, pero sólo si se trata de vivienda habitual y con un límite en su precio de adquisición.

Asimismo, establecerá un procedimiento de compensación autonómica similar al de la cuenta corriente tributaria para cualquier tipo de deuda reconocida por una administración pública y creará una ayuda fiscal por importe de 3.000 euros por la contratación del primer trabajador.

El impuesto de sociedades

En Sociedades, Rajoy se ha comprometido a eliminar las limitaciones existentes en la actualidad para la aplicación del tipo del 20% a las empresas con cifra de negocios inferior a cinco millones de euros.

Ampliará hasta los 12 millones de euros la cifra de negocios que permite acogerse al régimen especial previsto para las empresas de reducida dimensión y aumentará hasta 500.000 euros el límite de base imponible al que se aplica el tipo reducido del 25%.

Por otro lado, fijará una exención por modernización de los activos fijos de las empresas, que no tributarán por las plusvalías que obtengan en la venta de sus activos fijos cuando las reinviertan.

Premiará la reinversion


Además, modificará la fiscalidad de los beneficios no distribuidos, de manera que los dedicados a la adquisición de nuevos activos tributen 10 puntos menos que los destinados a ser distribuidos a los accionistas.

En el IRPF, mejorará la tributación de las prestaciones de los planes de pensiones y recuperará la deducción por inversión en vivienda habitual, tal y como ya había anunciado.

Según Rajoy, la política tributaria es una "herramienta de primer orden" para impulsar el crecimiento económico, por lo que su Gobierno definirá un marco fiscal de apoyo a los emprendedores, pymes y autónomos, que les permita hacer frente con mayor "facilidad y holgura" a sus obligaciones tributarias.

Apoyo a los emprendedores

Algunas de estas medidas se englobarán en la Ley de Apoyo a los Emprendedores que el Gobierno enviará a la Cámara dentro de los próximos tres meses, aunque ha aplazado la reforma fiscal "de mayor calado" al momento en que se retome la senda de crecimiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad