Abel Caballero y Enrique López Veiga
stop

El derrumbe del muelle de Vigo enfrenta al político mejor pagado de Galicia con el gran barón socialista

A Coruña, 13 de agosto de 2018 (19:04 CET)

El accidente de este domingo en el paseo marítimo de Vigo, en el que resultaron heridas más de trescientas personas, ha sido el último capítulo y el más trágico de una batalla política que libran desde hace años la Autoridad Portuaria y el Concello. Tanto el alcalde, Abel Caballero, como el presidente puerto, Enrique López Veiga, no dudan en calificar de “confuso” el acuerdo que marca las responsabilidades de cada uno.

El convenio al que hacen referencia, dentro del polémico proyecto 'Abrir Vigo al Mar', data de 1992. Fue un acuerdo a tres bandas entre Concello, la Zona Franca de Vigo y la Autoridad Portuaria.

Con el mantenimiento a vueltas

El presidente de esta última entidad, el popular López Veiga, uno de los políticos gallegos mejor pagados a pesar de haber renunciado a su pensión como funcionario comunitario, se mostró partidario de hablar siempre con el Ayuntamiento, pero también recordó que el mantenimiento era cosa del Gobierno local, ya que según el convenio "el Ayuntamiento se compromete, durante los 50 años de vigencia del convenio, al mantenimiento de toda la actuación en perfecto estado de conservación, bien con sus medios o bien con la oportuna contratación de obras y servicios". “Al Puerto le correspondía ceder el espacio y exigir un seguro de responsabilidad civil, que la organización sí tenía”, apuntó.

Por su parte, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, aprovechaba este fin de semana su intervención en un espacio radiofónico para proponer al Puerto de Vigo la reparación del firme en la zona siniestrada repartiendo los gastos. “Es una obra que tiene que hacer el Puerto porque es su competencia y su obligación y está completamente rota. Ya vemos que el Puerto no lo va a hacer y voy a proponer que hagan la reparación de todas las avenidas entre el Puerto y la ciudad de forma conjunta”, dijo en los micrófonos de la cadena SER. La intervención del varón socialista fue hasta premonitoria: “Pasan camiones y hacemos tanta celebraciones y tantas fiestas...”, explicaba en alusión a la zona.

Sin embargo, este lunes, tras el siniestro, ha puntualizado que la zona del paseo marítimo que se hundió durante la celebración de un concierto del festival O Marisquiño estaba asentada sobre una estructura de hormigón antigua, incluso anterior al proyecto 'Abrir Vigo al Mar', y que, además, es ajena al convenio firmado entre Puerto y Ayuntamiento en 1992 para el mantenimiento de zonas de confluencia entre el Puerto y la ciudad.

Junta de portavoces

En el medio de esta disputa, el PP local ha hechado más leña al fuego. La portavoz municipal, Elena Muñoz, ha recordado que su grupo denunció "muchas veces", la última hace "menos de una semana", el "estado" del paseo. "Hablábamos de que se iba a celebrar el Marisquiño y poníamos otra vez el foco de atención sobre el estado del paseo, esperando que no hubiera ninguna desgracia que desgraciadamente se ha producido", apuntó.

Muñoz afirmó que "aquí se está hablando de algo más", puesto que "el ayuntamiento, como órgano competente para la autorización y para la licencia para un evento del volumen del Marisquiño, tenía a mayores que haber tomado otras medidas de seguridad". "La pregunta que hacemos ahora es si esas medidas se han tomado", destacó.

En aras de una respuesta, la portavoz popular en el Concello ha anunciado que el PP solicitará una reunión urgente de la junta de portavoces con el alcalde “para que nos explique exactamente todos los pasos que se dieron para la concesión de la licencia para la celebración del evento". Es más confía en que el regidor "dé cumplida cuenta de esas respuestas en el día de hoy".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad