Carles Puigdemont ha logrado que su candidatura se llame Junts per Catalunya, aunque sea la del Pdecat. EFE/Robin Townsend

Puigdemont será el líder de Junts per Catalunya para ganar a ERC

stop

El Pdecat acepta la idea de Puigdemont de liderar una candidadura con el nombre de Junts pel Catalunya, que será de partido, pero que incidirá en el voto de ERC

Economía Digital

Carles Puigdemont ha logrado que su candidatura se llame Junts per Catalunya, aunque sea la del Pdecat. EFE/Robin Townsend

en Barcelona, 13 de noviembre de 2017 (19:20 CET)

Una estrategia con la idea de aparecer como la lista soberanista idónea, a diferencia de la de Esquerra Republicana. Es lo que ha decidido el Pdecat, que ha aceptado, finalmente, la pretensión de Carles Puigdemont de liderar una candidatura con una pátina más transversal, aunque sea de partido. Se trata de Junts per Catalunya, un nombre, curiosamente, que se planteó cuando la antigua Convergència afrontó su congreso de refundación, y que dio lugar al Pdecat.

Esta nueva denominación, Junts per Catalunya, se ha registrado este lunes en la Junta Electoral Central como una modificación de la coalición que ya había presentado el Pdecat, que añadía la coletilla Pacte Democràtic. En la cumbre de la dirección del Pdecat con Puigdemont en Bruselas, este pasado sábado, se acabó de acordar la candidatura, que se ratificará este miércoles en el consejo nacional del partido.

Con ello, Puigdemont renuncia a la agrupación de electores, entre otras razones porque el Pdecat debería renunciar a más de 500.000 euros por la subvención pública que le tocaría para afrontar la campaña electoral, en función de los resultados de las elecciones de 2015.

Con Junts per Catalunya el Pdecat cree que puede competir directamente con ERC

La entidades soberanistas seguían este lunes recogiendo firmas para lograr esa agrupación de electores. Necesitan 55.000, y contaban con 35.000.

La coordinadora general del Pdecat, Marta Pascal, y el coordinador territorial, David Bonvehí, han insistido en las últimas semanas en lograr esa candidatura propia, si, finalmente, se consideraba imposible repetir una especie de Junts pel Sí de todo el soberanismo, como ocurrió en 2015. El rechazo de Esquerra, que desea gobernar la Generalitat e iniciar una nueva etapa, ha sido determinante para frustrar la operación. Pascal, sin embargo, no irá en las listas y desea dedicarse a la consolidación del espacio ideológico del partido.

Ahora, con Junts per Catalunya, Puigdemont y el Pdecat pretenden remontar el vuelo, y disputar la victoria a Oriol Junqueras y Marta Rovira, los dirigentes de Esquerra. La idea de que se trata de una candidatura transversal, donde podrían figurar Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, ahora en prisión, exdirigentes de la ANC y de Òmnium Cultural, podría incidir en ese espacio independentista que también desean los republicanos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad