Carles Puigdemont remodela su Ejecutivo. Puigdemont a su llegada a la sesión de control del parlamento de Cataluña, esta semana. EFE/Quique García

Puigdemont elige a independentistas convencidos para el 1-O

stop

Puigdemont sustituye a Munté, Ruiz, Jané y Vidal de Ciurana, e incorpora a Turull, Forn, Ponsatí y Cullell para afrontar el referéndum

Manel Manchón

Carles Puigdemont remodela su Ejecutivo. Puigdemont a su llegada a la sesión de control del parlamento de Cataluña, esta semana. EFE/Quique García

en Barcelona, 14 de julio de 2017 (12:02 CET)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quiere llegar hasta el final como sea. Y para ello ha afrontado una crisis de gobierno, que supone, según sus propias palabras, un paso “al lado” de Neus Munté, como consejera de Presidencia; de Meritxell Ruiz, como consejera de Ensenyament; Jordi Jané, de Interior; y Joan Vidal de Ciurana, como secretario general del Govern. Los sustituye por Jordi Turull, Clara Ponsatí, Joaquim Forn y Victor Cullell, respectivamente.

Puigdemont ha insistido en que se trata de un Govern de “Junts pel Si”, y que esa coalición entre el Convergència (en ese momento) y Esquerra Republica se presentó con “un mismo programa electoral a las elecciones”. Con ello, la advertencia ha sido clara, al entender que no puede haber dudas sobre el objetivo final: celebrar el referéndum de autodeterminación.

Turull será el portavoz del Govern, un 'duro' para defender la indepedencia

Para ello ha colocado a 'duros' del independentismo, como Jordi Turll y Joaquim Forn, soberanistas desde de primera hora. También destaca la incorporación de Clara Ponsatí, economista soberanista, miembro del secretariado de la ANC, y Victor Cullell, actual secretario para el desarrollo del autogobierno.

A Puigdemont le ha apoyado Oriol Junqueras, en el Palau de la Generalitat, formando un tándem que no quiere fisuras para caminar hacia el referéndum de autodeterminación. “Es el Govern y los consejeros de la Generalitat, no de uno partido o de otro”, ha asegurado.

Puigdemont insiste en que aplicará el resultado del referéndum del 1-O

Turull será, además, el portavoz del Govern, por lo que el mensaje no puede ser más diáfano: el gobierno catalán es independentista a todos los efectos, quiere celebrar un referéndum de autodeterminación y aplicar el resultado, sea cual sea.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad