Puertos del Estado paraliza la subasta del Finisterre y La Solana 

stop

Mantendrá un nuevo encuentro con el puerto y el Concello de A Coruña de cara a buscar una fórmula para que los terrenos mantengan un uso público 

Reunión entre Xulio Ferreiro, Enrique Losada y José Llorca, presidente de Puertos del Estado / Concello da Coruña

en A Coruña, 27 de enero de 2017 (18:37 CET)

Xulio Ferreiro ha conseguido frenar la subasta del Hotel Finisterre y La Solana, un proceso que había abierto el puerto de A Coruña con el objetivo de aliviar la carga de deuda derivada de la construcción de Punta Langosteira y que había provocado las iras del Concello, que reclamó un uso público de los terrenos.

La reunión del alcalde con el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, y con el del puerto de A Coruña, Enrique Losada, celebrada la mañana del viernes, ha dado como resultado la apertura de un proceso de negociación que permita encontrar una solución para conciliar el uso ciudadano de los terrenos de la fachada portuaria de A Coruña con las necesidades financieras de la Autoridad Portuaria.

Dicha fórmula incluirá también otros terrenos a desafectar, como los muelles de San Diego, Batería y Calvo Sotelo. La próxima reunión será el día 7 de febrero. Es la segunda vez que Llorca media entre la Autoridad Portuaria y el Concello, pues también lo hizo en el conflicto surgido por las obras de O Parrote.

La viabilidad del puerto será una línea prioritaria

El nuevo escenario no plantea una cesión gratuita de los terrenos al Concello. Ni tampoco se puso sobre la mesa un cambio de titularidad o la aceptación de la oferta del equipo de Ferreiro de 1,3 millones por La Solana. El único compromiso es el de mantener una gestión y titularidad públicas, por lo que los espacios podrían continuar en manos de la Autoridad Portuaria.

Del mismo modo, cualquier acuerdo debe tener en cuenta las necesidades del puerto de enjugar deuda. Llorca zanjó que los puertos no pueden estar sostenidos por inyecciones de dinero público, por lo que su autonomía financiera será una prioridad para cualquier acuerdo.

Xulio Ferreiro logra garantías de que, si las conversaciones avanzan, la fachada portuaria de A Coruña tendrá un uso y titularidad públicos, y también logra frenar la subasta del Finisterre y La Solana. Queda por resolver el mecanismo que permitirá a la Autoridad Portuaria limpiar la fuerte deuda contraída por las obras del Puerto Exterior, obra que Llorca defendió como fundamental y de gran importancia para la ciudad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad