La oposición ve "irregularidades" en la contratación del festival O Son do Camiño, promovido por Old Navy Port, organizadora del Resurrection Fest

PSOE y BNG cargan contra el nuevo festival del promotor del Resurrection

stop

La oposición ve "irregularidades" en la contratación del festival O Son do Camiño, adjudicado por la Xunta a Old Navy Port, la promotora del Resurrection Fest

Economía Digital Galicia

La oposición ve "irregularidades" en la contratación del festival O Son do Camiño, promovido por Old Navy Port, organizadora del Resurrection Fest

A Coruña, 26 de febrero de 2018 (19:18 CET)

El último proyecto de Old Navy Port Producciones, promotora del Resurrection Fest, se ha ganado las críticas de la oposición. Mientras que el PSdeG ha presentado en el Parlamento una batería de iniciativas para exigir a la Xunta explicaciones sobre las “prácticas oscuras” para adjudicar a la UTE conformada por esta entidad y Esmerarte Industrias Creativas la organización del festival O Son do Camiño por 3 millones de euros, En Marea tacha de "neofraguismo" el proceder del Gobierno autonómico

Como denuncia la portavoz de Cultura del Grupo Socialista, Concepción Burgo, “en la Plataforma de contratos públicos es imposible encontrar los pliegos de cláusulas administrativas ni de prescripciones técnicas, y en la resolución de la adjudicación no existe ninguna concreción de lo que la administración está comprando por 3 millones de euros”.

La responsable socialista critica que, con este modo de proceder, “los beneficios van a llegar a muy pocas empresas y se repartirá de forma muy inadecuada, en lo que puede ser una gestión muy perjudicial para un sector formado por pequeñas empresas sensibles a cambios en la estructura del mercado”. Aunque no duda “de la profesionalidad de las empresas adjudicatarias ni del interés del cartel que puedan presentar”, señala que se trata de un “procedimiento absolutamente inaceptable”.

Vuelve el 'neofraguismo'

Por su parte, el portavoz de En Marea, Luis Villares, también anunció medidas de su grupo en el Parlamento para denunciar lo que considera un "fraude de ley", porque "no hay emergencia que justifique la negociación directa", al margen de que se "utiliza una marca como de prestigio que no lo es", en referencia a O Son do Camiño, que ha generado el debate en las redes sociales entre detractores y defensores tanto del cartel como de la fórmula en que se contrató.

Villares criticó la "opacidad", al tiempo que denunció un "doble fraude": "un procedimiento indebido e infringiendo la publicidad". "No se puede volver al neofraguismo, a ese que se salta la ley y deja marginado al sector cultural de nuestro país; debe de ser desterrado para siempre", aseveró.

 

Hemeroteca

Xunta
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad