PSdeG, AGE y BNG proponen caminar hacia la República

stop

Beiras ve clave el golpe al bipartidismo en las europeas y Vence reclama acabar con la herencia del franquismo

02 de junio de 2014 (14:33 CET)

Tormenta política en el Estado y en Galicia. La abdicación del Rey Juan Carlos, que ha recibido elogios por su labor durante 39 años de muchas personalidades políticas, ha sacado a la primera línea de debate el modelo de estado. Mientras el PPdeG ha adoptado la postura continuista que ya anticipó Rajoy, con la figura del Príncipe Felipe como sucesor de la corona, las tres fuerzas de la oposición, AGE, BNG y PSdeG, han sacado a colación la república.

Mendez Romeu, el portavoz parlamentario del PSdeG, calificó el momento de “oportunidad” para reabrir el debate, algo que “no fue posible en 1975” dadas las circunstancias que vivía el país entonces. "Creo que es el momento oportuno para iniciar ese debate sereno, racional, que las generaciones actuales no tuvieron la oportunidad de protagonizar", remarcó Méndez, que se posicionó como republicano “convencido y militante”.

El impacto de las europeas

Todavía más claro fue el pronunciamiento de Alternativa Galega de Esquerda. El análisis de su portavoz, Xosé Manuel Beiras, puso énfasis en los resultados electorales del PP y el PSOE en las elecciones europeas, que representaron un serio golpe al bipartidismo. Beiras reclamó un proceso constituyente para caminar hacia la III República tras advertir que "no le vale" un proceso "cocinado por arriba" que termine con un referendo, sino que pide una república en la que previamente catalanes, vascos y gallegos decidan sobre su futuro y si quieren formar parte de ese proyecto futuro.

"Tiene que ser un proceso deconstituyente y constituyente", ha señalado Beiras, antes de realizar una "exhortación" a las fuerzas políticas de la izquierda rupturista y a los nacionalistas que se mueven en estos términos para lograr un "gran frente popular".

La herencia del franquismo

En la misma línea, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha apostado por un modelo republicano para "acabar con la herencia de Franquismo". En una comparecencia iniciada tras el discurso pronunciado por el monarca, Vence ha indicado que don Juan Carlos "fue nombrado por Franco como su sucesor" y ha considerado que la decisión de abdicar es únicamente un "cambio cosmético" ante la "crisis" de la institución.

"La actual crisis social requiere un cambio más profundo y más amplio que un lavado de cara", ha explicado Vence, al tiempo que ha sostenido que la ciudadanía "demanda una verdadera transición democrática".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad