Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta

Primer aviso: la Xunta dice que será difícil lograr rebajas en la AP-9

Rueda admite que "no se pueden garantizar resultados" al negociar bonificaciones cuando Galicia tenga la titularidad de la Autopista del Atlántico

La venda antes de la herida. El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha garantizado este miércoles que la Xunta "hará todo lo posible" para negociar rebajas y bonificaciones en el peaje de la AP-9 cuando sea el titular de esta infraestructura. Sin embargo, se ha cuidado mucho al matizar que se trata de una negociación "difícil".

Rueda ha insistido en la tesis al asegurar que considera que "hay instrumentos de negociación" para intervenir junto a la concesionaria en esta materia, algo que ha reclamado que ponga en marcha el actual titular, el Ministerio de Fomento. "Si la Xunta fuera titular, lo haría", ha añadido el vicepresidente, indicando que, aunque no se puede "garantizar un resultado", sí se pueden "poner encima de la mesa todos los instrumentos y la capacidad que tiene la administración para intentar conseguirlo".

Bonificaciones y rebajas en el aire

El vicepresidente ha entrado en la polémica a raíz de la subida experimentada por los peajes con el inicio del año y teniendo en cuenta que se encuentra "en pleno proceso" la transferencia a Galicia de la infraestructura. "Llevamos tiempo diciendo que el Ministerio de Fomento, que es el titular, debe negociar con la concesionaria para intentar que se apliquen descuentos y ventajas para los usuarios habituales, igual que está haciendo la Xunta en las autopistas de las que es titular", ha dicho Rueda, para quien este tipo de cuestiones "demuestra aún más" la necesidad de que la autopista se transfiera a la comunidad.

"Cuando la Xunta sea titular, hará todo lo posible para hacer estas negociaciones", ha dicho el vicepresidente, que, en todo caso, ha precisado que no se habla de "suprimir el peaje". "Quien propone eso no está contando la verdad", ha explicado. Para ello, ha puesto como ejemplo las autopistas de titularidad gallega, que "siguen siendo en la media las más baratas del Estado" y que aplican "ventajas para usuarios frecuentes". "Eso es lo que estamos reclamando para la AP-9", ha apostillado.