El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una comparecencia tras la reunión semanal del Consello da Xunta

Feijóo pide a Puigdemont que no use a los ciudadanos “como rehenes”

stop

El presidente de la Xunta llama a la tranquilidad y equipara las detenciones por corrupción a las ejecutadas a cargos de la Generalitat

en A Coruña, 20 de septiembre de 2017 (17:03 CET)

El presidente de la Xunta ha tratado de desdramatizar las detenciones producidas esta mañana a cargos de la Generalitat y ha pedido tranquilidad. Alberto Núñez Feijóo ha adoptado la postura opuesta a En Marea y BNG, haciendo un discurso apaciguador ante la previsible movilización social en Cataluña, y en otras partes del Estado, por el rechazo a la judicialización del conflicto.

El líder del PP gallego ha considerado que es necesario un mensaje de tranquilidad "sosegar los asuntos, racionalizar los asuntos y aplicar la ética de la responsabilidad". Alineado con la posición del Ejecutivo central, Feijóo ha pedido que ningún político utilice a los ciudadanos para sus fines partidistas, sino que los políticos todos sean "respetuosos con los derechos de los ciudadanos". Instaba así al Gobierno de la Generalitat a no utilizar a los ciudadanos “como rehenes” en el contexto actual.

El mandatario autonómico ha trasladado a los ciudadanos "la seguridad de que se va a cumplir la ley, afecte a quien afecte”, y que todos están obligados a responder ante ella, incluidos  "todos los altos cargos de la Generalitat y del resto de las comunidades autónomas".

Nadie se “sorprendía” en las detenciones por corrupción

Cuestionado, en este punto, sobre si cree que se contribuye a calmar los ánimos con decisiones como las detenciones de esta jornada, ha respondido que "todas las decisiones del estado de derecho contribuyen a calmar los ánimos", frente a lo que ha contrapuesto que "todas las decisiones ilegales en contra del estado de derecho lo que contribuyen es a caldear los ánimos".

De esta forma, ha apuntado a que "durante estos últimos años" se vio como la Guardia Civil y la Policía "entraba en una administración pública a mirar o a inspeccionar expedientes o incluso por decisión de los jueces, la Guardia Civil o la Policía conducía a algún alto cargo o algún cargo importante a un juzgado para tomarle declaración e incluso decretar un auto de prisión".

Esto, según ha llamado la atención, "no sorprendía" cuando se estaba hablando de "cuestiones ordinarias". Por lo que no cree que "hoy" se deba "sacar de contexto que esto se pueda producir en una comunidad autónoma concreta". "Todos los altos cargos, sean vascos, gallegos, catalanes, andaluces o madrileños estamos sometidos a la ley", ha vuelto a aseverar.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad