Un hombre con la cara tapada por una mascarilla y la bandera de Portugal tras él. Foto: Efe

Portugal sí frena el brote: detecta casi los mismos casos que Galicia

Portugal, que encendió las alarmas con su rebrote, ha logrado mantener a raya los nuevos positivos, que crecen casi al mismo ritmo que en Galicia

Portugal vuelve a marcar el camino. El país vecino aterrizó en la denominada nueva normalidad semanas antes que España tras haber capeado mejor el temporal del Covid-19 tanto en el apartado económico como en el sanitario (el número de fallecidos no supera los 1.800). Sin embargo, a las pocas semanas de reabrir fronteras, terrazas y comercios, el país vecino fue de los primeros en encender las alertas por una segunda ola de coronavirus que volvió a elevar los ingresos hospitalarios, pero que cada vez parece más controlada.

Y es que el país presidido por António Costa ha logrado contener el reciente rebrote del coronavirus hasta el punto de que el número de nuevos casos detectados en las últimas 24 horas se ha situado en 253, frente a los 3.715 nuevos contagios que ha contabilizado el Ministerio de Sanidad en las últimas 24 horas para el conjunto de España. El país luso ha logrado estabilizar el ritmo de nuevos contagios hasta una media de 191 diarios en las últimas jornadas, llegando a reducir la cifra hasta los 121 el pasado domingo, jornada en la que Galicia llegó a sumar más nuevos casos 132, pese a que en la media a cinco días vista todavía se sitúa ligeramente por debajo del país vecino (114 diarios).

Portugal aplana su curva

La situación epidemiológica que presenta Portugal es más esperanzadora que la de hace un mes. Y es que entre los días 22 y 26 de julio el país luso encadenó cinco jornadas consecutivas con más de 200 casos nuevos casos hasta llegar a registrar un pico de 313 nuevos contagiados el pasado 24 de julio. Fue entonces cuando la curva del coronavirus comenzó a aplanarse, lo que ha permitido que el total de casos que permanecen activos en la comunidad se sitúe en 12.786 y que el número de fallecidos se mantenga por debajo de los 1.800 (1.786 al cierre de este miércoles).

Este freno a la propagación del coronavirus en Portugal también se refleja en la presión asistencial. En concreto, los centros hospitalarios del país vecino albergan a un total de 328 pacientes con Covid-19, siete menos que en la jornada anterior y prácticamente un centenar menos que los que registraba a finales del pasado mes de junio, cuando el país se vio obligado a aplicar medidas de confinamiento en 19 de los 24 distritos de su capital, Lisboa. A estas hospitalizaciones se suman otros 35 que permanecen en unas unidades de cuidados intensivos (UCI) que ahora cuentan con tres pacientes menos que ayer.

Las recetas de Portugal

De esta forma, Portugal logra aplacar una segunda ola del coronavirus que ha afrontado de manera distinta a España. Una de estas diferencias se plasma en el ocio nocturno, que en España abrió en fase 3 y que solo se ha cerrado en comunidades como Galicia por los recientes rebrotes, pero que en Portugal nunca llegó a reabrir sus puertas con la entrada en la nueva normalidad. Además, mientras a lo largo del territorio español se ha ido extendiendo progresivamente la obligatoriedad de llevar la puesta mascarilla en espacios exteriores, en Portugal, por el contrario, tan solo es necesario ponerla en recintos cerrados, entre ellos, los colegios.

El Gobierno luso ya ha planificado la vuelta a las aulas, que está fijada para entre los días 14 y 17 de septiembre, y en ella será obligatorio que todos los estudiantes de a partir de quinto de Primaria lleven puesta la mascarilla. En caso de nuevos rebrotes o de un empeoramiento de la situación epidemiológica, el Gobierno luso ya ha aprobado un plan de contingencia para poder seguir adelante con el curso de forma 100% a distancia.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad