El primer ministro de Portugal, António Costa, anuncia nuevas medidas para hacer frente al Covid-19. EFE

Portugal endurece medidas: "Estamos peor que en la primera ola"

Portugal aumenta a casi 200 los municipios con cierre perimetral e impone toque de queda comercial entre las 13.00 y las 08.00 en fin de semana

Portugal endurecerá las medidas para frenar el avance de la pandemia del Covid-19 en su territorio. Así lo ha anunciado esta tarde el primer ministro, António Costa, después de una reunión del Gobierno luso. El mandatario ha indicado que la evolución del virus en estos momentos "es peor de lo que lo fue en la primera ola". "El número de personas internadas en hospitales y en cuidados intesivos, así como la cifra de fallecidos es mayor", zanjó.

Por eso, Portugal ha optado por endurecer las medidas de distanciamiento social sin llegar a un confinamiento domiciliario como el vivido en marzo. El Gobierno luso ha decidido que tanto el comercio como la hostelería deberá cerrar entre las 13.00 horas y las 08.00 horas durante los próximos fines de semana en los municipios señalados de alto riesgo. "La regla es: todo está cerrado", anunció Costa. Estas medidas excepcionales, en principio, se mantendrán durante los próximos días 14,15, 21 y 22 de noviembre.

Según explica la prensa lusa, se prevén excepciones, eso sí, para aquellos establecimientos, como panaderías, gasolineras o alimentación que, de forma habitual, abren antes de las ocho de la mañana. A partir de las 13.00 horas de la tarde, la hostelería estará cerrada aunque podrá atender a domicilio. 

Medidas especiales en fin de semana

El político indicó que este endurecimiento de medidas en fin de semana se toma debido a una deficiencia en la propia comunicación del Gobierno que "generó errores y abrió la puerta a un exceso de concentración de excepciones y una devaluación de la regla". “Hemos visto durante la semana pasada una especie de concurso para ver dónde está la excepción por no seguir la regla de quedarse en casa. Creatividad en cuanto a horarios, promoción agresiva de la venta de bienes no esenciales o incluso apelaciones, por parte de asociaciones empresariales, incumplimiento de las medidas dictadas en el estado de emergencia",  censuró el político.

Por otro lado, también crece el número de localidades que el Estado portugués determina que están en riesgo alto por el Covid. De 120 municipios, se pasa a 191. Es en estos en los que se aplican una serie de excepcionales restricciones, como toque de queda entre las 23.00 y las 05.00 de la mañana y a partir de las 13.00 horas en fin de semana. Los ciudadanos de los municipios señalados como el alto riesgo tendrán que permanecer en sus domicilios en la medida de los posible y evitar los desplazamientos en vía pública.

De lunes a viernes, los establecimientos minoristas y de servicios, incluidos los supermercados y las tiendas del centro comercial, deben cerrar antes de las 22.00 horas. La excepción son los restaurantes, que pueden abrir en este caso hasta las 22.30 horas.

Compensación para los restaurantes

Para ayudar al sector de la restauración, el Gobierno compensará el 20% de las pérdidas que sufran los próximos dos fines de semana, tomando como referencia la media de ingresos que tuvieron en los fines de semana entre enero y octubre de este año.

Los contagios siguen disparados en Portugal, que hoy notificó 5.839 nuevas infecciones y 78 muertos, en los dos casos la segunda mayor cifra de la pandemia, y continúa aumentando la presión en los hospitales.

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad