Mário Centeno ha presentado su dimisión como ministro de Finanzas de Portugal, lo que marca su salida de la presidencia del Eurogrupo. EFE (Jose Sena Goulao)

Portugal: así es Mário Centeno, el ‘Ronaldo’ de la economía lusa

Nadia Calviño, la vicepresidenta económica del Gobierno Sánchez, se posiciona como posible relevo en el Eurogrupo de Centeno, artífice del "milagro luso"

Fin de ciclo. El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, anunció este martes que deja el ministerio de Finanzas de Portugal a petición propia. Será sustituido por uno de sus más estrechos colaboradores, el hasta ahora secretario de Estado de Presupuestos, João Leão

La decisión se hizo pública en Lisboa en vísperas de la reunión del Eurogrupo, que se celebrará el próximo jueves y en la que, previsiblemente, se abordará también el relevo de Centeno, dado que su mandato concluye el 13 de julio y que, en principio, no puede optar a la reelección sin mantener su cargo como ministro. Este hecho ha provocado que la vicepresidenta económica del Gobierno Sánchez, la gallega Nadia Calviño, haya entrado en la quinielas para sustituir al dirigente luso. Pero, ¿quién es Mário Centeno?.

"Los números fueron siempre parte de este trayecto. Siempre estuvieron correctos". El primer comentario de Centeno tras su renuncia resume la trayectoria de quien en cuatro años pasó de ser un desconocido para los portugueses a ganarse el apodo del "Ronaldo" de las cuentas.

El rostro del “milagro portugués”

Rostro del llamado "milagro portugués", que le sirvió para llegar a la cima del Eurogrupo, Centeno, de 53 años, deja el Gobierno socialista luso tras más de cuatro años como uno de los hombres fuertes del Gabinete de António Costa y con un legado a sus espaldas basado en la mano férrea con las cuentas.

A su cargo quedó diseñar la recuperación del país tras la mayor crisis económica de la historia reciente, cuando el Gobierno del conservador Pedro Passos Coelho implementó un severo programa de austeridad bajo la supervisión de la troika.

Portugal creció por encima de la media europea

Tras la asunción de Costa, en octubre de 2015, Centeno revirtió parte de esa austeridad y llevó a Portugal a registrar cifras de crecimiento por encima de la media europea, todo sin descuidar las exigencias de Bruselas en materia de déficit, una hazaña que fue recompensada a finales de 2017, cuando fue escogido como presidente del Eurogrupo.

El ministro llevó a las cuentas portuguesas a registrar su primer superávit de la etapa democrática, un 0,2 % al cierre de 2019 que mejoró incluso sus propias previsiones ya que Centeno no esperaba conseguir un saldo positivo hasta 2020.

Popularidad a la baja entre los trabajadores

Pero al mismo tiempo que en los círculos financieros se alababan sus números y se le comparaba con su compatriota Cristiano Ronaldo, su popularidad caía entre buena parte de los trabajadores por priorizar el control del gasto antes que las demandas sociales.

Los funcionarios, los profesores y los sanitarios fueron la principal piedra en el zapato de Centeno estos más de cuatro años, a quien acusaban de abusar de las "cativações", un instrumento que permite al Gobierno no ejecutar toda la cantidad presupuestada.

Deja a su sucesor en el cargo

Decidió mantenerse en el cargo de cara a una segunda legislatura de Costa, que arrancó el pasado octubre, pero en Portugal se daba casi por seguro que no estaría otros cuatro años.

Ahora, Centeno deja el cargo tras asegurarse de dejar las cuentas otra vez totalmente controladas: cerró a principios de año el Presupuesto del Estado para 2020 y ha anunciado su salida precisamente el día que el Gobierno presentó su presupuesto suplementario para acomodar todas las medidas puestas en marcha por el Covid-19.

Su sucesor, João Leão, que ha estado a su lado todos estos años como secretario de Estado de Finanzas, es visto como una garantía de continuidad de las políticas del todavía presidente del Eurogrupo.

Las polémicas de Centeno

En su trayectoria quedan también varias polémicas notorias que incluso amenazaron su continuidad en el Gabinete de Costa.

La primera en 2017, cuando salieron a la luz unos mensajes que intercambió con el expresidente de la estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD) que cuestionaban la versión que había dado públicamente sobre la salida del banquero y que llevaron a varios partidos a pedir su dimisión.

La última fue hace sólo dos semanas, por las inyecciones de fondos públicos al Novo Banco. Un "fallo de comunicación" entre Centeno y Costa llevó al primer ministro a afirmar en el Parlamento que no se harían más transferencias al Novo Banco sin conocer antes los resultados de una auditoría y sin saber que Finanzas había ejecutado la inyección el día antes.

El incidente generó tensiones entre Costa y Centeno, que pusieron fin a la polémica con una reunión de emergencia y que hoy han anunciado su separación sin rastro de rencor: "Si no le doy un abrazo es por culpa del Covid-19", dijo el primer ministro.

Futuro en el Banco de Portugal

Tras dejar el ministerio y la presidencia del Eurogrupo, que finaliza el 13 de julio, el futuro de Centeno parece pasar por el Banco de Portugal, donde el actual gobernador, Carlos Costa, acaba mandato en julio.

Incluso el propio Carlos Costa aseguró el mes pasado que Centeno tiene "todas las condiciones" para ser un "gran" gobernador del regulador bancario luso.

Un artículo de EDG/Efe (Paula Fernández)

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad