Pontevedra encaja el doble de investigaciones por blanqueo que A Coruña

stop

El Sepblac incluye a Vigo entre las 20 ciudades con mayor incidencia de actividades sospechosas, aunque lejos de zonas como Madrid, Andalucía o la costa mediterránea

España paga menos intereres en los depósitos que el resto de Europa.

en A Coruña, 21 de abril de 2016 (00:45 CET)

A pesar de que en el mapa sobre blanqueo de capitales Galicia no figura como una zona "caliente", dos de sus provincias, A Coruña y Pontevedra, concentran algo más del 3% de las investigaciones que lleva a cabo el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) en toda España.

Sin embargo, según los datos que figuran en la última memoria –del 2013– del departamento ejecutivo de este organismo, dependiente del Ministerio de Economía, Pontevedra encaja el doble de inspecciones que A Coruña. Además, Vigo es la única ciudad gallega que figura en el listado de las 20 localidades con mayor incidencia de actividades sospechosas, con el 0,8% del total nacional.

Sin ir más lejos, este miércoles la Policía Nacional detuvo en Vigo a más de una decena de personas por un supuesto fraude fiscal de 2 millones de euros relacionado con cursos de formación. Y es que, lejos de lo que muchos imaginan, dos de cada tres casos de blanqueo se producen exclusivamente en España, y cuando hay otro país comprometido, China o Suiza acostumbran a ser los más habituales.

Lejos de Panamá

De Suiza fue desde movió varios millones Mario Conde antes de ser detenido la semana pasada. A otros ilustres como Bárcenas o Pujol también se les conocen cuentas en el país transalpino. Alemania o Reino Unido (islas del canal), donde el ex ministro Soria tenía negocios, son otros de los destacados. Sin embargo, Panamá, que tanto revuelo causó con sus famosos 'papeles', figura en la memoria en octava posición, por detrás de Rusia, Estados Unidos o Chipre.

En los últimos años, la actividad de la Sepblac se ha incrementado notablemente. Según la memoria y los datos de actividad correspondientes a 2015, las denuncias han aumentado un 18% desde 2013. Las investigaciones se concentran funtamentalmente – más del 60% – en Madrid, Málaga, Barcelona, Alicante y Valencia que, al parecer, se correspoden con las regiones de mayor incidencia delictiva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad