'Pokemon' pone en solfa la estrategia anticorrupción de Feijóo

stop

El PP de Santiago vuelve a convertirse en el epicentro de una trama derivada de la investigación que dirige la jueza Pilar de Lara

Registro al domicilio del exalcalde Gerardo Conde Roa / EFE

15 de febrero de 2013 (01:00 CET)

En los círculos políticos se esperan novedades de Santiago de Compostela en breve. El PP local se ha visto, de nuevo, salpicado por la sombra de la corrupción y eso es algo que incomoda sobremanera al presidente de la Xunta y líder del partido, Alberto Núñez Feijóo, que se ha esforzado mucho en las últimas semanas por dejar claro que su formación nada tiene que ver con los escándalos que nacen en Madrid. Lejos de acertar el disparo, la evasiva le ha estallado en las manos. Detenciones de miembros del PP en la capital gallega han enturbiado la estrategia y la imagen de los populares en la comunidad.

La Operación Pokemon ha derivado en una nueva investigación: la Manga, que ha vuelto a golpear con fuerza en Santiago. Si en la Pokemon permanecen imputados el alcalde Santiago, Ángel Currás, su jefe de gabinete y la concejala de Educación, Rebeca Domínguez, la Manga se ha saldado, de momento, con las detenciones del concejal de Seguridad Ciudadana, Albino Vázquez, y con la del exasesor del antiguo alcalde, Ángel Espadas. Por su fuera poco, la casa del exregidor Gerardo Conde Roa ha sido registrada por los funcionarios del servicio aduanero, que se han llevado varias cajas con documentos.

Cargos


Cohecho, tráfico de influencias, revelación de secretos, uso de información privilegiada y prevaricación son los delito que imputa la titular del Juzgado de Instrucción Número Uno de Lugo, Pilar de Lara Cifuentes, a la mayoría de los nueve detenidos en esta nueva operación. En teoría, semeja que la Manga guarda muchas similitudes con la Pokemon, que investiga supuesto tráfico de influencias en el ámbito municipal en relación con la adjudicación de servicios a determinadas empresas. Pero, si bien, la Operación Pokemon pivota sobre la firma multiservicio Vendex, en la Manga, según aseguran fuentes de la investigación, el abanico de empresas supuestamente beneficiadas se amplía. También la disposición geográfica de la trama.

La jornada se ha saldado con cuatro detenidos en Santiago de Compostela: el concejal Albino Vázquez, el antiguo asesor popular Ángel Espadas, el delegado de Aquagest en el ayuntamiento y un conocido promotor de espectáculos. Sin embargo, también ha habido arrestos fuera de la comunidad gallega.

Detenidos en Asturias y Catalunya


En Asturias ha sido detenido miembro del PP Joaquín Fernández Díaz. Además de su cargo político, Fernández mantiene una relación profesional con la firma de aguas Aquagest. De hecho, empezó su carrera siendo un simple comercial en la zona de Avilés de esta firma, que gestiona el agua en el ayuntamiento de Santiago y en el de Cangas de Narcea, en cuyo municipio también se ha requerido documentación.

La trama llega hasta Catalunya, concretamente a Girona, donde ha sido detenido el alcalde del pequeño municipio de Sant Hilari Sacalm, el jefe del departamento de Organización de Servicios a la Ciudadanía del Consell Comarcal de La Selva y dos empresarios del grupo GRS Arc Local.

“Bárcenas me repugna”


Con este panorama, Feijóo ha visto duramente trastocado el discurso que ha mantenido en las últimas semanas, en el que se alejó todo lo que pudo de los escándalos de Madrid e incluso los condenó. “Me avergüenza Bárcenas tanto o más que a usted”, le espetó el presidente gallego a una diputada de la oposición un día antes de que estallara la Operación Manga. "Casos como el de Bárcenas me repugnan". “Mato debe dar explicaciones contundentes para preservar su honorabilidad”, declaró también en referencia a la ministra de Sanidad.

Pero el discurso de limpieza y regeneración que pregona Feijóo toca hueso en Santiago, donde ya hay seis imputados relacionados con el partido en las tramas que investiga Pilar de Lara. Además, el anterior alcalde, Gerardo Conde Roa, tuvo que abandonar su cargo solo un año después de acceder a él por su imputación en un delito por supuesto fraude fiscal. Su exasesor, Ángel Espadas, no llegó a presentarse en las listas populares en las municipales de 2011 tras el escándalo que provocó tras quedarse dormido ebrio al volante (sobre todo por las campañas contra el botellón que había llevado a cabo).

“Lo que pasa no es normal”

Unas horas después de conocerse la nueva trama, Feijóo tuvo que comparecer ante los medios tras el habitual Consello da Xunta. Si en los últimos días obvió los escándalos de su partido en Galicia, en esta ocasión fue duro. Aseguró que serán necesarias “explicaciones amplias y disculpas concretas”. “Lo que pasa en el Ayuntamiento de Santiago no es normal y a ningún ciudadano le parece normal”, censuró.

Los periodistas se apresuraron a preguntarle si la situación le causaba la misma “repugnancia” que el caso Bárcenas. Feijóo recogió el guante. “Por el momento dispongo de poca información, los datos que trasciendan en los próximos días me ayudarán a cerrar un posicionamiento”, replicó.

Cambios inmediatos


Todo el mundo da por hecho que, quiera o no y aunque por el momento todos son imputaciones y no hay ninguna condena, es necesario tomar alguna medida. Distintas fuentes del partido consultadas por este medio indican que “es necesario ejemplificar”. “El caso de Santiago está haciendo mucho daño a la imagen del partido. El riesgo de perder la capital en las próximas elecciones en muy fuerte. No es normal lo que está pasando en el ayuntamiento cuando el PP no lleva ni dos años gobernando”, aseguran.

“En el ayuntamiento todo el mundo espera que Feijóo tome cartas en el asunto en breve. No puede censurar a Bárcenas, que está a 600 kilómetros y hacer que no ve lo que pasa a un metro y medio de Monte Pío. No le queda otra que actuar pero la situación no es sencilla. ¿Un alcalde imputado va a hacer que dimitan otros concejales imputados? Es difícil”, comentan también fuentes de la oposición.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad