Podemos Galicia se crece y abre la puerta a romper la alianza de la izquierda

stop

Breogán Riobóo cree que En Marea buscó el voto "explícitamente nacionalista" sin aprovechar la "transversalidad que Podemos tiene"

Breogán Riobóo, secretario xeral de Podemos en Galicia

en A Coruña, 10 de enero de 2016 (15:09 CET)

Decía Alberto Garzón este sábado que las alianzas forjadas en Galicia y Cataluña para las elecciones generales son un ejemplo para Izquierda Unida, porque permitieron crear un frente amplio respetando la identidad de cada partido. El mismo día, Breogán Riobóo, secretario xeral de Podemos Galicia, abría la puerta a que su formación prescinda de acuerdos con otros grupos y se presente en solitario a las autonómicas que se celebrarán este año.

Riobóo, en el informe presentado en el Consello Cidadán Galego, ha enumerado esta opción: "Caminar como Podemos Galicia en base a nuestros principios fundacionales y entendiendo la fortaleza de la organización mostrada a lo largo de toda la campaña, sacando adelante principalmente y en muchos casos, incluso en solitario, una campaña sin financiación de los bancos y con escasos fondos". Esta era la opción que querían en el momento de su fundación, en los principios que surgieron de la Asamblea de Vista Alegre.

Hay otras dos, dar vuelo a En Marea, que es lo que se había pensado en el seno de la alianza desde un principio, o constituir un espacio más amplio, como apuntó Xosé Manuel Beiras en alusión a una posible incorporación del BNG.

Los errores de En Marea

Riobóo realizó un análisis crítico de la confluencia en En Marea. "El proceso de conversaciones fue muy complejo. En contra de nuestra intención de cuanto antes centrarnos en los métodos participativos y colaborativos, el proceso se alargó demasiado en el tiempo, no permitiendo una participación real y activa de la sociedad, quedando relegada la coalición a un mero acuerdo entre partidos", expuso.



Tampoco considera que el mensaje de En Marea fuera "el más aglutinador". "Hubo sobrerrepresentación de algunas organizaciones, los actos fueron en los formatos tradicionales de la vieja política, el relato de campaña en la gestión comunicativa fue en busca del voto explícitamente nacionalista y dejó en un segundo plano la transversalidad que Podemos tiene", zanjó el secretario xeral de Podemos Galicia.

La autoestima de Podemos

En el imaginario de los integrantes de Podemos pesa la sensación de que su marca es el gran polo de atracción de votantes, más allá de lo que pudieran aportar formaciones como Anova o Esquerda Unida. "Hubo unos resultados históricos, la gente preguntaba cuál era la papeleta de Podemos, reconociéndonos como la alternativa real a la vieja política", llegó a decir Riobóo, que incluso llegó a proclamar: "Somos su esperanza".

Poodemos Galicia lo atribuye al trabajo que realiza la formación y no a la elevada exposición de los líderes del partido en los medios de comunicación. El secretario xeral también aludió a que los resultados habían estado a la altura de los mejores del BNG cuando "era percibido como una fuerza de cambio que el nacionalismo ya no representa".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad