Pilar Cancela: "Hoy he visto un político con mayúsculas" 

stop

La ofensiva de Pedro Sánchez radiografía la batalla que librará el PSdeG para elegir la nueva dirección; el ex secretario general recibe apoyos del socialismo catalán, vasco y gallego 

Pedro Sánchez en la rueda de prensa de este sábado / EFE

en A Coruña, 29 de octubre de 2016 (14:18 CET)

Entre héroe y mártir, Pedro Sánchez ha reaparecido para renunciar a su acta de diputado y pelear el liderazgo del partido a Susana Díaz. La estrategia, que avanzó el pasado jueves Economía Digital, enroca las posturas fijadas en el socialismo gallego, claramente dividido entre los afines a Gómez Besteiro, que dirigen la gestora del PSdeG, y buena parte de los barones gallegos. Abel Caballero, Carmela Silva, Pachi Vázquez fueron algunos de los primeros espada del PSOE que pidieron la renuncia de Pilar Cancela.

La presidenta de la gestora de los socialistas gallegos reaccionó a la rueda de prensa de Pedro Sánchez con entusiasmo a través de su cuenta de Twitter: "Qué GRANDEZA!! O se tiene o no se tiene. Hoy he visto a un político con mayúsculas!! No me equivoqué! No nos equivocamos! Vamos!!



Los argumentos ahora serán compartidos. Sánchez señaló que la gestora socialista estará a su juicio diluida a partir del lunes, una vez investido presidente Mariano Rajoy, y urgió la convocatorio de un congreso.

El equipo de Javier Fernández, en principio, no tendrá prisa hasta el próximo verano, lo que retrasará también el congreso gallego, con una dirección provisional desde la dimisión de José Ramón Gómez Besteiro.

El problema para la gestora gallega, nombrada durante el mandato de Pedro Sánchez, es que Ferraz le ha arrebatado las competencias para convocar dicho congreso. Lo lógico es que homologue su discurso al de Sánchez y radiografíe el debate como una lucha de las bases contra las baronías. "Los socialistas queremos votar", dijo en rueda de prensa el secretario general. "No quieren que se convoque un congreso porque lo perderían", decía a este medio un miembro socialista aludiendo a los críticos con Pilar Cancela.

El golpe sobre la mesa de Sánchez recibió apoyos del socialismo vasco y catalán, mientras Galicia sigue dividida y pendiente de librar su propia batalla.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad