Pedro Sánchez señala en Twitter su preferencia a pactar con Ciudadanos

stop

Al líder de los socialistas no le interesa lo que publica Podemos en su cuenta de Twitter, pero desde este martes sigue a Ciudadanos

Pedro Sánchez, de un lado (EFE), e Inés Arrimadas y Albert Rivera, del otro (EFE)

Madrid , 07 de octubre de 2015 (23:00 CET)

Cuando la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se preparaba para entrar en el plató de El Hormiguero este martes, Pedro Sánchez (o quien sea que maneje su cuenta de Twitter) clicaba el botón de "Seguir" en la cuenta de Ciudadanos. Lo que para muchos podría ser un movimiento casual, casi fortuito (vamos a seguir a estos a ver qué dicen), en Pedro Sánchez, activo en las redes sociales, el gesto parece tener intencionalidad.

El líder de los socialistas españoles que necesitará el apoyo de Podemos o Ciudadanos para aspirar a la presidencia del Gobierno, según todas las encuestas, se ha resistido a leer lo que publica Podemos. Pedro Sánchez, como es lógico, sigue a las más minúsculas agrupaciones socialistas de España, tiene tiempo para cotillear lo que publican los tertulianos de la prensa rosa como Kiko Matamoros y Aurelio Manzano pero no le interesa el timeline de la agrupación de izquierdas con la que podría buscar sociedades después de las elecciones del 20 de diciembre.

Sánchez ha comenzado a seguir a Ciudadanos justo la semana en la que ha dirigido elogios a la formación dirigida por Albert Rivera. Ha dicho que le gustan muchas cosas del partido, entre ellas las promesas de renovación. Tal vez por eso, el candidato del PSOE presionó el botón de seguir y ahora debe estar enterado de todo lo que publica Ciudadanos: las cuentas del partido para demostrar que es una agrupación limpia, las encuestas de TNS Demoscopia que dan a Albert Rivera la mejor valoración entre los políticos españoles o las promesas de investigar los casos de corrupción de PP y PSOE.

Los seguidores y los seguidos en Twitter no son una nimiedad. También son un mensaje político. Lo reconocen los expertos en redes sociales de Podemos, el primer partido que ha destinado importantes sumas de dinero a crear y mantener equipos de campaña coordinado para hacer ruido en redes, crear hashtags y trending topics y viralizar videos. Y con la herramienta DoesFollow se puede saber qué relación hay entre dos usuarios de Twitter. 

Los seguidos que desnudan al candidato

Seguir una cuenta en Twitter demuestra interés en los mensajes del otro, pero generalmente significa proximidad y simpatía. Por eso Pedro Sánchez sigue a todas las agrupaciones socialistas hasta del último pueblo de España al igual que a las autoridades y dirigentes de su partido, pero ni se le ocurre seguir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ni a su rival para las elecciones generales Pablo Iglesias. Twitter también puede ser un lugar en el que sólo quieres escuchar a los que piensan como tú.

Tal vez por eso Sánchez no sigue a ningún otro partido político, salvo al suyo propio y, a partir de este martes, a Ciudadanos. Y al PP no lo sigue ningún candidato presidencial salvo el propio Rajoy. En cambio políticos más jóvenes y vinculados con las redes sociales como Albert Rivera parecen tener menos prejuicios y escuchan y siguen a todos. O casi. Albert Rivera no sigue a Mariano Rajoy. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad