Pedro Sánchez resiste (por ahora) la presión

Pedro Sánchez ratifica su negativa a apoyar a Rajoy. / EFE

Barcelona, 29 de agosto de 2016 (13:49 CET)

La investidura sigue bloqueada. Mariano Rajoy ha suplicado a Pedro Sánchez que el PSOE se abstenga en la sesión de investidura que se inicia mañana, que permitiría su reelección como presidente del gobierno, pero el líder socialistas le ha reiterado que votará en contra.

En su primera reunión después del pacto entre el PP y Ciudadanos, precisamente un día antes que mañana martes se inicie la sesión de investidura, el popular Mariano Rajoy y el socialista Pedro Sánchez han constatado que no se han movido ni un milímetro de sus posiciones. No habrá investidura en la primera sesión y, previsiblemente, tampoco en la segunda que concluirá el próximo viernes. Rajoy deberá esperar a superar la reválida en septiembre, una vez celebradas las elecciones bascas y gallegas del próximo 25 de septiembre.  

Después de su encuentro con Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados, Pedro Sánchez reiteró que el pacto entre el PP y Ciudadanos es "conservador" y supone la "continuidad" de las actuales políticas del gobierno popular.  

Respecto a los acuerdos firmados entre PSOE y Ciudadanos en la anterior legislatura, Sánchez apuntó que el partido de Albert Rivera ha realizado demasiadas concesiones al PP y ha descafeinado el espíritu de aquel pacto con los socialistas. El líder del POSE destacó dos aspectos: la lucha contra la corrupción –que Rajoy y Rivera han limitado a los casos de enriquecimiento ilícito y la financiación ilegal de partidos políticos–, y a las medidas económicas.  

A partir de las 18.00 horas de esta tarde, se ha convocado una reunión del grupo parlamentario socialista para debatir el pacto entre PP y C's y la reunión de este mediodía de Rajoy con Sánchez, aunque no se ha confirmado la presencia del líder del PSOE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad