Pastor fiscalizará de forma “global” a Audasa

stop

La ministra de Fomento critica la ampliación de la concesión de la AP-9 hasta 2047, una medida que tomó el Gobierno de Aznar

Ana Pastor, ministra de Fomento | EFE

05 de septiembre de 2014 (21:52 CET)

La ministra de Fomento, Ana Pastor, está dispuesta a analizar con lupa a Audasa, la concesionaria de la AP-9. Su departamento anunció este verano que abriría un expediente a la empresa, propiedad del grupo Itínere, debido al funcionamiento de su peaje y a las kilométricas colas originadas. Sin embargo, este viernes indicó que la compañía se le hará “una auditoría global”.

De todos modos, y aunque Audasa será escrutada por Fomento, el ministerio no baraja la supresión de ningún peaje. Tampoco que los turismos no paguen cuando se produzcan las retenciones, como sugirió el PP gallego. “En estos momentos, Fomento centra sus esfuerzos en la calidad del servicio”, dijo Pastor, tras firmar en la comunidad un convenio con la Xunta sobre rehabilitación y ayudas al alquiler.

Recado para Aznar

No obstante, preguntada por la prensa, Pastor realizó unas declaraciones con cierta polémica, por lo menos dentro de su partido. La ministra se disculpó sobre la situación de Audasa en la comunidad, que impone uno de los peajes más caros de España en la AP-9. “Yo no soy la que hizo una concesión hasta el año 2047 y, por lo tanto, lo que estoy haciendo es intentando mejorar en la medida que puedo y de las posibilidades el servicio”, enfatizó.

La ampliación de la concesión a Audasa se llevó a cabo con el Gobierno de José María Aznar, en el año 2000.

Pastor revindicó, por contra, que con su labor, se consiguió uno de “hitos históricos” en la autopista, “Que los ciudadanos de un área de Galicia puedan tener la vuelta gratis, un primer cambio en uno de los tramos más caros de España”, dijo en referencia a la conexión entre Pontevedra y Vigo.

Los resultados de Audasa, impasibles


La ministra también insistió en que en este momento, se están iniciando obras de casi 300 millones de euros (la ampliación de la autopista en Santiago y Rande), y se ha abierto un expediente a la concesionaria. “Pero no sólo el control de si hay cola en los peajes, sino que estamos haciendo una auditoría global del cumplimiento de la concesionaria”, explicó.

Audasa cerró el primer semestre del año con unos beneficios de 9,88 millones de euros. Con una intensidad media diaria de 17.128 vehículos, a pesar de la caída progresiva de usuarios, la concesionaria logró mejorar sus resultados con respecto al mismo período del año pasado gracias a la revisión de tarifas del 1,92% que aplicó en enero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad