Los componentes de la banda, Martín Mosquera, Santi Isla, Dani Martín y Dani Ferrandis

Pablo Isla y Chelsea Boots: una noche de concierto en Monte Alto

El presidente de Inditex acudió a la emblemática Mardi Gras, en el barrio coruñés de Monte Alto, para el concierto de Chelsea Boots, el grupo de su hijo

Unas horas después de encontrarse con el actor Matt Damon, que visitó el pasado viernes las instalaciones de Inditex en Arteixo, el mejor ejecutivo del mundo para Harvard Bussines Review acudió a una de las salas más emblemáticas de A Coruña. Pablo Isla, presidente de la multinacional gallega, y su mujer, María de la Vega, pasaron la noche en la Sala Mardi Gras para asistir al concierto de Chelsea Boots, el grupo de su hijo.

La banda lleva desde el año pasado presentando su primer LP, Guilty Pleasure (Universal Music), y tiene en Santi Isla, guitarra y voz, su rostro más reconocible. En A Coruña llevó el peso de la interacción con un auditorio de unas 60 personas, que tenía entre las primeras filas a sus padres. Pablo Isla y María de la Vega corearon las canciones y se movieron al ritmo que marcaba el cuarteto. Poco antes del concierto departían con los integrantes de Fuah, la banda que precedió a la actuación de Chelsea Boots.

"Cuando vienes a Galicia, lo de tocar es anecdótico"

Pasadas las 11 de la noche, comenzó a sonar I Hate Discos, una de las pistas más rock del primer trabajo del grupo y con sorprendente fuerza en directo. La actuación evolucionó por registros más pausados, como la balada Let it Rain. Santi Isla preguntó a quién del público le gustaba el regeaton para luego afirmar que a ellos sí y que ya era hora de ir superando el rock, el estilo de donde proceden los integrantes. No está claro que alguien dijera nunca algo así en el escenario de la Mardi Gras, templo de la música rock de la ciudad con 20 años de trayectoria.

Tan acogedora sala se presta mucho a la complicidad con el público. Santi Isla, como un director de orquesta, pidió coros, pidió silencios, alegó que estaba triste, se animó, intercambió chanzas con los asistentes, dominó el ritmo del partido. “Cuando vienes a Galicia, lo de tocar es anecdótico”, resolvió el guitarrista Dani Ferrandis para regocijo de los asistentes.  

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

2019 OSQM

Una publicación compartida de Chelsea Boots (@chelseaboots_) el

El concierto encaró su recta final con Natalie, quizá la canción más solicitada y celebrada de Chelsea Boots, y con una versión de These Boots Are Made For Walking, el tema popularizado por Nancy Sinatra, que además de encajar con el nombre del grupo da una idea de las complejas y heterogéneas influencias de las que bebe la banda.

Ya liberado de su chaqueta, Pablo Isla acabó el concierto como un seguidor más del grupo, de los que se saben las canciones y marcan los compases con el cuerpo, un registro desconocido en el comedido presidente de Inditex. 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad