Pablo Iglesias se apuntó a la Berlinale con Javier Bardem en plena investidura

stop

El candidato de Podemos fue confirmado en un vuelo privado desde Madrid a Berlín en el que Bardem, Penélope y los niños viajaban juntos al festival. A última hora dio el plantón

Javier Bardem en una conferencia de Derechos Humanos en el mundo.

Madrid , 02 de febrero de 2016 (19:58 CET)

Los actores Javier Bardem y Penélope Cruz tenían todo preparado para asistir a la Berlinale con sus hijos y un invitado especial: Pablo Iglesias.  

Los actores incluyeron al líder de Podemos en la lista de viajeros de su avión privado, alquilado a la compañía American Charter Company, la empresa estadounidense elegida por Leonardo Di Caprio y George Clooney para no juntarse con el resto de la humanidad en sus vuelos transoceánicos.  

El avión de la pareja más premiada del cine español salió la mañana de este martes a Berlín y regresará el próximo viernes. 

Casualmente, la compañía estadounidense, reputada por la alta calidad de su servicio, es la misma que utilizan los altos jerarcas del chavismo, como el magnate petrolero Diego Salazar, varios gobernadores y altos cargos de la fiscalía venezolana, para pasar sus vacaciones en Europa.  

Viajes plácidos  

Los Bardem quieren privacidad y por eso viajan en los aviones Challenger del fabricante canadiense Bombardier con capacidad para nueve personas. El vuelo tuvo un coste de casi 10.000 euros por hora de vuelo, es decir, unos 30.000 euros sin contar los caprichos del cátering, a gusto del consumidor.   

Iglesias estaba confirmado en la lista de pasajeros del vuelo exclusivo, pero a última hora no se presentó en el aeropuerto, según pudo saber este diario. La pareja Bardem-Cruz tuvo que montarse en el avión sin el invitado de lujo, que se quedó en tierra pendiente de las negociaciones de investidura.

Sin colas, sin pasajeros atestados para ir al baño, las tres horas de vuelo entre la terminal de vuelos privados de Barajas y Berlín transcurren mucho más rápido entre los seis asientos de cuero y una especie de sofá lateral con capacidad adicional para otras tres personas.  

Iglesias, defensor de la pareja  

Pablo Iglesias es un viejo defensor de la pareja ante las críticas espontáneas de las redes sociales. En 2013, un usuario lanzó un feroz ataque al matrimonio oscarizado: "Javier Bardem, el comunista, y su Penélope ocupan la suite mas cara de la sanidad privada madrileña. 2000 euros al día".  

El líder de Podemos no se pudo contener y saltó de inmediato en su defensa. "Si Javier y Penélope son comunistas, yo soy carlista".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad