Pablo Iglesias reaparece: Ciudadanos es sólo "el recambio" del PP

stop

NUEVO MAPA POLÍTICO

El líder de Podemos, Pablo Iglesias

Barcelona, 06 de abril de 2015 (17:42 CET)

Podemos ha dejado de ser la sorpresa en el tablero político español. Después de un ascenso fulgurante en las encuestas, la irrupción de Ciudadanos ha provocado un auténtico terremoto que ha afectado especialmente al PP.

Con los resultados de las elecciones en Andalucía, todos han podido calibrar con un mayor realismo sus expectativas, y Podemos ha comenzado a ver las cosas de otra manera. Tanto, que la primera intervención de Pablo Iglesias en público, después de los mítines de la campaña andaluza, ha llegado este lunes para advertir de que la formación de Albert Rivera es "el recambio" al PP, pero no el "cambio" que se arroga Podemos.

Alternativa rotunda al PP

Iglesias tiene sus ojos puestos en Madrid y en Valencia, tanto en los ayuntamientos como en los parlamentos autonómicos. Y ha comprobado que en las encuestas aparece Ciudadanos como la fuerza política determinante que puede ofrecer mayorías de gobierno. "Es importante distinguir entre el cambio y el recambio. Son cosas diferentes", ha asegurado el líder de Podemos.

El objetivo de Iglesias en los últimos meses ha sido claro: el de presentar a Podemos como la única fuerza política capaz de presentar una alternativa de cambio, rotunda, nítida, al Gobierno del PP. Con ese horizonte, no ha dudado en dejar al PSOE en un segundo plano, lo que también le iba bien al PP. Pero ha surgido un tercero en discordia, que va creciendo en los sondeos y que ha obtenido nueve diputados en el parlamento andaluz.

El 'caso por caso' de Ciudadanos

El hecho es que los dirigentes de Ciudadanos no dejan de señalar que no serán la muletilla del PP, y que, por tanto, las advertencias de Podemos no tienen un asidero real. El propio Albert Rivera aseguró este lunes desde Canarias que la política de pactos se establecerá "caso por caso", y que estará relacionada con los programas electorales y las propuestas concretas para cada comunidad y para cada ayuntamiento.

Para Iglesias, sin embargo, todo dependerá de las alternativas que se presenten al PP. "Cuestionar las políticas del PP", según el líder de Podemos, será el punto central para poder hablar de pactos poselectorales. "Quien esté con el cambio, lo que implica cambiar las políticas del PP, podrá entenderse con nosotros. Quien entienda que es un recambio, nada", ha remachado en una clara alusión a Ciudadanos.

Sin embargo, la primera prueba de fuego para Iglesias sigue estando en Andalucía, con visiones diferentes entre la cúpula de Podemos y el núcleo de dirigentes andaluces, como Teresa Rodríguez. Iglesias consideran innegociables algunas de las condiciones que plantearon a Susana Díaz, y todo dependerá en las próximas semanas de la presidenta andaluza en funciones

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad