Pablo Iglesias junto a Antón Gómez Reino en Palexco / E.P.

Pablo Iglesias pide al voto para su Gobierno con Sánchez

El líder de Podemos atribuye a las peleas internas la caída de votos de su formación y presume de la alianza con Pedro Sánchez: “Hablan los hechos”

Pablo Iglesias cambia las peleas internas de Podemos por los hechos tangibles del Gobierno. Ese fue el mensaje que trasladó a las cerca de 300 personas que llenaron el espacio habilitado en el Palexco de A Coruña para asistir al mitin de Galicia en Común, en el que el vicepresidente del Gobierno dio su apoyo al diputado Antón Gómez-Reino, la persona de confianza a la que impulsó para optar a la presidencia de la Xunta.

El espacio de confluencia --Podemos, Esquerda Unida, Anova y las mareas municipales--, en esta ocasión claramente dominado por la formación morada, busca remontar ante los malos augurios que le pronostican las encuestas. Iglesias puso como aval al Gobierno central.  A su juicio, ha conseguido llegar a acuerdos que repercuten en un "interés general" que la participación de su partido en el Ejecutivo ha ayudado a "resignificar".

"Estamos muy contentos de gobernar con ellos (PSOE). Pero no es faltar ni es mentir, es ser honestos, decir que el Gobierno con Ciudadanos por el que dispararon los cañones mediáticos no hubiese hecho lo que hizo este Gobierno", proclamó el vicepresidente.

Puso como ejemplo tanto las medidas impulsadas antes de la pandemia, como la subida del SMI o la ley de eutanasia, como las activadas durante la crisis del Covid-19, con la prohibición de los desahucios o los ERTEs.

Pablo Iglesias: "Pagamos la adolescencia política"

Frente a la estabilidad de la que presume Alberto Núñez Feijóo por tener mayoría absoluta, Iglesias defendió las bondades de gobernar desde "distintas" posturas políticas porque "abre una forma" de entender la acción gubernamental "basada en el acuerdo, que siempre es mejor que los gobiernos de un partido que trajeron el despotismo y la corrupción".

Iglesias volvió a disculparse por las peleas internas de Podemos, a las que achaca la pérdida de apoyos de su formación. "Pagamos la adolescencia política, la torpeza a la hora de airear las diferencias políticas", aseguró. Por eso, pidió una segunda oportunidad: "Es un hecho también que si todas las personas que nos apoyaron nos vuelven a dar su confianza va a haber cambio político y va a haber un gobierno de izquierda en Galicia".

Para el vicepresidente del Gobierno, Antón Gómez-Reino es un ejemplo de esa “madurez política” que ha alcanzado el espacio. Tras las pasadas autonómicas, cuando logró convertirse en líder de la oposición por encima del PSOE, el espacio de En Marea se deshizo por las batallas internas.

"Esa época quedó atrás. Los compañeros ya son maduros políticamente. Quiero pedir a la gente que nos dé otra oportunidad", insistió Iglesias, quien reivindicó de nuevo las políticas que llevó a cabo el Gobierno español: “Hablan los hechos”.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad