Carolina Bescansa, cuando anunció su candidatura a la secretaría xeral de Podemos Galicia en Santiago / E.P.
stop

La cofundadora de Podemos pierde la batalla por Galicia y su último tren para volver a la primera línea política

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Carolina Bescansa, cuando anunció su candidatura a la secretaría xeral de Podemos Galicia en Santiago / E.P.

en A Coruña, 26 de octubre de 2018 (05:00 CET)

También en Galicia perdió la batalla la compostelana Carolina Bescansa, cofundadora de Podemos vaciada de poder orgánico en cada pulso interno del partido. La ex secretaria de Análisis Político de la formación morada cayó derrotada en la pugna por liderar Podemos Galicia, tren de adecuadas prestaciones para volver a la primera línea política después de quedarse fuera de las candidaturas de la asamblea de Vistalegre.  

Le ganó el diputado de En Marea Antón Gómez-Reino, Tone, quien obtuvo el 55% de los votos frente al 45% de la polítóloga. Se convertirá en el tercer secretario xeral de Podemos Galicia, relevando en el cargo a Carmen Santos, que había apoyado activamente a Carolina Bescansa. La victoria de Gómez-Reino, afín a la dirección de Pablo Iglesias y con apoyos en el sector errejonista, supone también un cambio de rumbo para la formación en territorio gallego.

Sin asiento en Galicia y enfrentada con la dirección en Madrid

Bescansa, que no optó al consejo ciudadano, no aclaró tras conocer los resultados cuál será su futuro. Enfrentada con Pablo Iglesias tras filtrarse por error el  plan para apartarlo de la secretaría general y fuera del equipo de Íñigo Errejón en la Comunidad de Madrid, no parece que tenga más opciones en la capital española que el acta de diputada que hubiera conservado incluso si ganaba en Galicia.

Para tener sitio en la dirección de Podemos Galicia necesita el respaldo de Gómez-Reino, que tendió la mano a integrar a la lista derrotada. “A partir de esta noche y mañana tomaremos las decisiones”, dijo Bescansa, quien llamó a abrir un “periodo de reflexión” sobre los “errores” y los “motivos” de que los inscritos no respaldasen mayoritariamente su proyecto.

Alivio para los socios de En Marea

El desenlace del proceso interno de Podemos Galicia alivia a En Marea. La mayoría de actores que apostaron por las confluencias ven en Gómez-Reino una persona afín al modelo de alianza. También lo perciben así las mareas municipalistas. Caso distinto era el de Carolina Bescansa, que en su momento se opuso a la creación del partido instrumental y que tampoco apoyó el acuerdo político de Anova, Esquerda Unida y el Podemos Galicia de Breogán Riobóo en las generales de 2015.

El temor a una victoria de la politóloga compostelana no se ceñía exclusivamente al debate entre la disolución en una confluencia y la preponderancia de la marca, sino también al modelo territorial y a la postura de Podemos respecto a Cataluña, que ya criticó en el pasado. "Hablamos más de Cataluña que de España", afirmó en su día. En el documento político que presentó a las primarias defendía un estado federal asimétrico e invitaba a repensar el espacio de En Marea. Menos dudas ofrece Gómez-Reino, quien define Galicia como un sujeto político autónomo con capacidad para decidir su futuro.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad