Varios colectivos exigen al Parlamento la retirada del Plan Forestal

stop

Reclaman que sea el Consello Forestal quien elabore una nueva norma que dé cabida a todas las entidades que trabajan en el rural

Bosque en Galicia

en A Coruña, 17 de marzo de 2016 (13:15 CET)

La Organización Galega de Comunidades de Montes en Man Común, la asociación ecologista Adega, la Federación Rural Galega (Fruga) y el sindicato CIG han solicitado a los grupos con representación en el Parlamento gallego su rechazo a la reforma del Plan Forestal de Galicia.

Las entidades, que han criticado el "excesivo peso de la industria de la madera" en la redacción del plan – sólo cinco de los veinte redactores de la norma no pertenecen al sector forestal –, proponen al Consello Forestal la redacción de un nuevo texto que dé cabida a "todas las entidades que viven, trabajan y gestionan el rural".

Incendios forestales

José Alfredo Pereira, presidente de la Organización Galega de Comunidades de Montes en Man Común, considera que las propuestas recogidas en el nuevo Plan Forestal de Galicia van a suponer una "degradación de los suelos" y de los recursos hídricos.

También señala que el proyecto supondrá que los incendios forestales sigan siendo "uno de los problemas ambientales más importantes", en parte por el recorte que plantea para las comunidades de montes y por "la privatización de su gestión". Cita como ejemplos la modificación del funcionamiento asambleario de las comunidades de montes o "la entrega" de "forma gratuita" a las empresas forestales de las tierras comunitarias mediante los llamados contratos de gestión pública.

Madera con poco valor añadido

Otro de los puntos que todas las organizaciones han criticado es lo que señalan como una "apuesta por la producción de madera con poco valor añadido". En este apartado, Pereira, que habló como portavoz de las entidades reunidas en Ourense, ha lamentado que se mantengan las facilidades para la proliferación del eucalipto, así como las "subvenciones públicas" para la plantación de esta especie.

Además, ha protestado por "permitir la forestación de tierras agrícolas" y ha alertado sobre los posibles efectos que esta reforestación podría tener sobre la ganadería.

Por último, ha considerado que el proyecto "favorecerá una degradación medioambiental" debido a la apuesta por una producción intensiva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad