Un grupo gallego se suma a Ence e invertirá 100 millones en una planta de biomasa

stop

El grupo García Forestal, con sede en Cedeira, obtuvo a través de la sociedad Renova Generación 50 MW en la subasta de Industria celebrada la semana pasada

Las astillas se emplean como biomasa para la producción de energía

en A Coruña, 21 de enero de 2016 (22:18 CET)

La subasta de renovables celebrada la semana pasada y en la que quedaron fuera las grandes eléctricas puede traer buenas noticias a Galicia. A la ya conocida intención de Ence de construir una planta de biomasa se suma también Renova Generación, una empresa del grupo García Forestal, con sede en Cedeira, que prevé invertir 100 millones de euros en su puesta en marcha.

El Boletín Oficial del Estado publicó este jueves la resolución de la subasta, en la que se adjudicaron un total de 500 megavatios (MW) de energía eólica y 200 de biomasa sin incentivos. El resultado para estas firmas fue de 40 MW de biomasa para Ence y 49,9 para Renova Generación.

Líder del sector

Como explicó su presidente, Manuel García, en declaraciones a Economía Digital, la compañía tiene cuatro plantas de biomasa autorizadas tanto en Galicia como en Asturias, pero su idea es desarrollarla en la comunidad ampliando la potencia de las plantas en proyecto. "Nuestra prioridad es Galicia, porque somos gallegos, porque llevamos mucho dinero invertido aquí y porque sabemos que la comunidad está a la cabeza en este sector".

La nueva planta de biomasa supondría una inversión "en torno a los 100 millones de euros", según García, y generaría "entre 500 y 750 puestos de trabajo directos e indirectos", 350 durante el proceso de construcción, que duraría dos años. Su puesta en marcha permitiría al grupo la generación de 20 millones de euros en compras de biomasa y dos millones de ahorro por la normativa para triturar los excesos de las cortas en el monte. El suministro quedaría externalizado.

Pendientes de la ubicación

Al igual que sucede con Ence, García Forestal no tiene aún decidido dónde ubicará su nueva planta. Lo que sí tiene claro es que llevará el proyecto adelante. En la actualidad están estudiando la viabilidad técnica por puntos de conexión y por disponibilidad de biomasa, un aspecto este último que no debería ser problema, ya que el grupo es líder en suministración, mueve unas 600.000 toneladas al año y espera cerrar el ejercicio con una facturación por encima de los 30 millones de euros.

"Nuestro día a día es el suministro, por lo que tenemos la ventaja de saber la disponibilidad que hay, los costes y tenemos claro que podríamos sacar los megavatios", aclara García. No obstante, indica que a los condicionantes técnicos tiene que sumarse el apoyo de la Administración para agilizar los tiempos de los trámites que necesitan. En este sentido, recordó que en Galicia existe un decreto que limita la potencia a 10MW y que están tratando de que se derogue. "Me consta que la Xunta ha hecho su trabajo y ha avanzado mucho en este sentido", señala. "Ahora falta que avancen y que lo podamos tramitar en los plazos previstos".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad