Un estudio destaca la biomasa como estrategia en la prevención de incendios

stop

El gallego Adrián Regos, su autor principal, señala que vincular la bioenergía con una política de consumo de proximidad podría favorecer la falta de gestión forestal en muchos puntos del territorio

Las astillas se emplean como biomasa para la producción de energía

en A Coruña, 12 de abril de 2016 (14:28 CET)

Adrián Regos es el autor principal de un estudio publicado recientemente en la revista Ecosystems que señala que la extracción de biomasa para bioenergía podría modificar de forma sustancial el régimen de incendios y convertirse en una estrategia "eficiente y económica" para tratar de reducir el combustible forestal.

El documento, en el que participan investigadores del Centro Tecnológico Forestal de Cataluña (CTFC), el CREAF, el CSIC y la Universidad Autónoma de Barcelona, se basa en un modelo que reproduce las interacciones entre el fuego, la vegetación y la extracción de biomasa en un paisaje mediterráneo.

Prevención de incendios

Como explica Regos, para que la extracción de biomasa sea eficaz en la lucha contra el fuego, ha de tenerse en cuenta "la ubicación de los tratamientos, la intensidad, y la capacidad del cuerpo de bomberos de aprovechar las oportunidades creadas". Si la extracción se realiza estratégicamente en áreas de alto riesgo, la superficie quemada se podría llegar a reducir "hasta un 60%", destaca.

Los beneficios de esta actividad no quedarían sólo en la prevención de incendios, sino que contrubuiría a fortalecer el vínculo entre el sector forestal y el energético. El uso de la bionergía está creciendo y favorecer la gestión del monte a través de nuevos modelos de gobernanza a nivel local podría ser una solución a la de gestión forestal en muchos puntos del territorio, concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad