Ángeles Vázquez, conselleira de Medio Rural / Xunta

La Xunta reserva más de 2.200 millones para duplicar la producción de madera

stop

El nuevo plan forestal de la Xunta prevé alcanzar los 16 millones de metros cúbicos anuales, el doble de la producción actual

en A Coruña, 19 de julio de 2018 (18:45 CET)

La primera revisión del plan forestal impulsado por la conselleira Angeles Vázquez llegó este jueves al Consello da Xunta con un objetivo claro. La hoja de ruta del Gobierno gallego prevé duplicar en 20 años la producción de madera, pasando de los ocho millones de metros cúbicos actuales, que ya convierten a Galicia en líder del sector en España, a los 16 millones.

El plan forestal, cuya elaboración se aceleró tras la ola de incendios del pasado octubre, ha tenido dificultades para lograr el consenso con la cadena de valor de la madera. El documento presentado este jueves reserva una inversión de 112 millones de euros anuales durante las próximas dos décadas, que se irán incrementando de manera progresiva anualmente en un 1%. Por tanto, superará en su recorrido los 2.240 millones.

La Xunta aumentará la superficie productiva

La Xunta destaca la apuesta por mantener el liderazgo en la producción de castañas y miel. En consonancia con el incremento de producción, la primera revisión del plan prevé un aumento de la superficie productiva desde las 980.000 hectáreas hasta alcanzar las 1,06 millones de hectáreas, 25.000 más. Este territorio se distribuirá en un 52% a la producción “sostenible” de madera, el 23% a frondosas autóctonas y el 24% a espacios abiertos y pasto.

El Gobierno gallego incorpora al plan forestal la figura del “silvicultor activo”, un reconocimiento a los propietarios que gestionan el monte o a las producciones que pueden servir de referencia de buenas prácticas en los distritos forestales. También prevé la creación del Observatorio Forestal de Galicia, una base de datos estadísticos sobre la situación y evolución del sector.

El plan forestal se revisará cada cinco años

El Gobierno gallego prevé que el planeamiento del monte pueda revisarse cada cinco años. Estima que el documento podrá estar aprobado entre finales de 2018 y principios de 2019, dependiendo de las aportaciones al plan. La Xunta reiteró su deseo de que logre el mayor consenso posible, una de las demandas explícitas que ha trasladado el sector. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad