Francisco Conde, conselleiro de Economía, durante una visita a la fábrica de Maderas Iglesias

Maderas Iglesias vuelve a estar al borde del cierre

stop

La maderera, tras un concurso y siete EREs, plantea el despido de la mitad de la plantilla para evitar la liquidación

Economía Digital Galicia

Francisco Conde, conselleiro de Economía, durante una visita a la fábrica de Maderas Iglesias

en A Coruña, 20 de diciembre de 2017 (12:01 CET)

Para Maderas Iglesias todavía no pasó la crisis. La empresa que fue uno de los mayores productores mundiales de tarima flotante, superando los 800 trabajadores en plantilla, ha planteado para el próximo 12 de enero un ERE extintivo para 140 trabajadores. Este sería el mal menor, pues la dirección no descarta extender los despidos a los 300 empleados y liquidar la sociedad.

El expediente de regulación será el octavo en una década de crisis permanente para la empresa con fábricas en Mos y O Porriño. En 2012 llegó a solicitar el concurso de acreedores, tras salir airosa de un primer preconcurso. Maderas Iglesias tuvo unos ingresos de 16,3 millones en su último ejercicio, pero lleva tres acumulando pérdidas. Cerró con números rojos de 5,1 millones en 2014, de 7,2 millones en 2015 y de 1,8 millones en 2016.

En los buenos tiempos, con la exportación a mercados como Estados Unidos a plena máquina, llegó a alcanzar una cifra de negocio de 200 millones.

Los alcaldes de Salceda, Ponteareas, Mondariz, As Neves, O Porriño y Mos (Pontevedra) han solicitado una reunión con la Xunta para solicitar que el Gobierno gallego se implique y evitar los despidos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad