Ana Pontón (BNG), Xoaquín Fernandez Leiceaga (PSdeG) y Luis Villares (En Marea) dialogan antes de entrar en el Parlamento | EFE

La Xunta enciende a toda la oposición con su relato de los incendios

stop

Luis Villares llama a Feijóo "presidente cobarde", el PSdeG habla de "simplismo" y Ana Pontón carga contra Ence

Economía Digital Galicia

Ana Pontón (BNG), Xoaquín Fernandez Leiceaga (PSdeG) y Luis Villares (En Marea) dialogan antes de entrar en el Parlamento | EFE

en A Coruña, 17 de octubre de 2017 (19:50 CET)

"No hubo recortes". Con esta advertencia ha arrancado Ángeles Vázquez la lectura política oficial del domingo negro. Lo ha hecho en su comparecencia en el Parlamento, donde ha negado disminución del dispositivo contra incendios y ha reivindicado que hubo "en total" 5.600 efectivos, tras la reincorporación primero del personal fijo discontinuo de la Xunta (436 profesionales) y después de las 125 brigadas de Seaga, que, según ha subrayado en varias ocasiones, suponen el 8% del operativo.

Igualmente, ha insistido en el discurso de la Xunta de las últimas horas, al incidir en que las circunstancias meteorológicas fueron "extremas", en que vinieron "frentes (de fuego) kilométricos desde Portugal" y en que el Gobierno gallego está "preparado para apagar" los fuegos, "pero no para cortar las manos de personas" que lo prenden. La conselleira ha hecho un llamamiento a hacer un "frente común" contra los "homicidas" que "queman Galicia".

Reacción crítica

Sus palabras han encendido a la oposición. El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha acusado al presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, de "esconderse detrás" de la existencia de una supuesta "trama" criminal, y también tras "la frontera portuguesa". A su juicio, "faltaron medios y sobró incompetencia", en un momento en que la "ciudadanía valiente" volvió a salir a la calle y "no se merece a un presidente cobarde".

Estas críticas han sido esgrimidas también por el socialista José Antonio Quiroga, que ha tildado el argumento del "terrorismo medioambiental" de "simplista", y ha lamentado que fueran rescindidos los contratos de los fijos discontinuos y los de los brigadistas de Seaga para luego volver a ser contratados.

En opinión de este diputado del PSdeG, el Ejecutivo autonómico, "en su ceguera", no quiso "ver" las advertencias sobre las condiciones meteorológicas ni el cambio climático. En este contexto, ha reclamado una revisión del plan forestal y más inversión para prevención, en lugar de dedicar tantos recursos a la extinción.

Puertas giratorias

La nacionalista Ana Pontón, como Villares, ha censurado la programación de la radio y televisión públicas de Galicia, y ha exigido modificaciones del dispositivo ante el cambio climático. También ha lamentado Pontón las "puertas giratorias" de Ence y ha dicho que el hecho de que sus directivos "dicten la política forestal" de Galicia "también es terrorismo incendiario", así como el "abandono programado del rural".

Todos los portavoces de la oposición han recordado que hay "hemeroteca" y que en 2006 destacados dirigentes populares participaron en una manifestación exigiendo dimisiones por los incendios forestales. En su turno, el parlamentario del PPdeG José Balseiros ha traído a colación declaraciones de representantes del bipartito en aquellos días sobre la dificultad de hacer frente a una oleada de fuego.

Y, a renglón seguido, ha reprochado a la oposición no acudir a los lugares que sufrieron los incendios estos días ("quizás estuvieron, pero no coincidimos", ha ironizado) para acabar aseverando que "lo que estaban era preparando las manifestaciones" que tuvieron lugar este lunes en distintas localidades gallegas, bajo el lema Nunca Máis.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad