Medio centenar de entidades rubrican un convenio para impulsar la recuperación del pino en Galicia

Finsa: “En Europa matarían por nuestras empresas forestales"

stop

Las dificultades para obtener madera de calidad unen a la cadena de valor del sector forestal en un acuerdo “histórico” para impulsar la producción de pino

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Medio centenar de entidades rubrican un convenio para impulsar la recuperación del pino en Galicia

25 de octubre de 2018 (06:00 CET)

Probablemente sea la primera vez en 40 años que veo algo así”, arrancó su intervención el secretario general de Finsa, José Carballo, en el auditorio de la Cidade da Cultura de Santiago. Allí se reunieron representantes de toda la cadena de valor de la madera. Hasta 51 entidades, que van desde los productores de Promagal a distribuidores como Leroy Merlin, se sumaron a un convenio para impulsar un plan de recuperación de los montes de coníferas y fomentar el consumo de madera de Galicia.

“La cadena de valor necesita unidad y orgullo. El resto de comunidades y el resto de países europeos mataría por tener esta cadena de valor”, proclamó Carballo, tiempo atrás muy crítico con las agrupaciones forestales y la dificultad para encauzar proyectos de consenso respecto al monte gallego. Los impulsores del que se presentó este miércoles en la cima del Gaiás repitieron con insistencia que es “histórico”.

Una debilidad y una fortaleza

El convenio de colaboración parte de una debilidad, el retroceso de las masas de pinus radiata en las provincias de A Coruña y Lugo por la mayor rentabilidad del eucaplipto nitens y la pérdida de superficie de pinus pinaster en Ourense y Pontevedra por los incendios y la disminución de las repoblaciones. Dicho de otra manera, el eucalipto se extiende y el pino retrocede preocupanemente.

Las distintas variedades de eucalipto, que consume sobre todo Ence, concentraron el 60% de las cortas en 2017, mientras que las coníferas se quedaron en el 38%. Esta dinámica genera un problema de abastecimiento de madera para la industria que consume pino --de la que es ínclita representante Finsa, la mayor maderera gallega-- además de distorsiones añadidas por la falta de diversificación en silvicultores y viveros o por el impacto en la micología.

El acto de este miércoles expresó el compromiso del sector, puesto negro sobre blanco, de invertir en el desarrollo de madera de calidad, interviniendo en la genética y el modelo de plantaciones. Las empresas se comprometen a fijar unos precios mínimos que garanticen la rentabilidad para la madera que cumpla las condiciones; y las firmas de distribución (Leroy Merlin, Maderas Besteiro…) y arquitectura (Mol Arquitectura, Arrokabe Arquitectos…), a promover su puesta en el mercado. Es, o así se trasladó en la Cidade da Cultura, un punto de partida para trabajar colaborativamente.

Un momento clave

“Queremos ofrecer a todo este entramado, que es la envidia de otros territorios por la excelencia de todos los eslabones, una alternativa económica viable, porque si no toda la cadena de valor peligra”, aseveró Carballo. El ejecutivo de Finsa entiende que la tarea apremiante de la industria es generar productos de mayor valor y compartir ese valor con el resto de la cadena. Generoso en elogios, el directivo destacó la “modernidad” del sector forestal gallego, que trabaja en red: “unos dependemos de otros, no somos una cadena piramidal”.

También pidió a la administración que aporte seguridad jurídica para hacer posible “todo esto”, mientras el nuevo conselleiro de Medio Rural, José González, se afanaba por llegar al cierre del acto tras cumplir con sus obligaciones parlamentarias. Empresas y productores trasladaron la impresión de estar en un momento trascendente, tanto por la activación de un nuevo plan forestal –que a priori sesteará hasta después de las municipales-- como por las oportunidades que ofrece la llamada bioeconomía.

medio rural

El conselleiro de Medio Rural, José González, manifestó el respaldo de la Xunta al convenio

La marca pino de Galicia

El convenio tiene vigencia de un año y se prorrogará en conformidad con cada entidad adherida. Del mismo modo, está abierto a nuevas incorporaciones. El documento recoge propuestas tan llamativas como la creación de una marca o sello de calidad para el pino de Galicia. El director de la Asociación Forestal de Galicia, Francisco Dans del Valle, la definió como “un sueño”, el de tener una marca que pueda competir “con nuestros colegas del norte”, en referencia a países como Suecia, “donde hace mucho tiempo que hacen bien las cosas”.

“Estamos apostando firmemente por la cooperación y le estamos diciendo a la administración que estamos dispuestos a invertir”, afirmó Dans, que situó como uno de los retos acelerar la producción aplicando “las técnicas más avanzadas”. Carballo, que compartió con el director de la Asociación Forestal la presentación del convenio, también aludió a “mucho capital privado que quiere entrar en el monte gallego”.

El apoyo de la Xunta y el inventario forestal

El conselleiro de Medio Rural, que cerró el acto, mostró el apoyo de la Xunta al acuerdo, del que destacó “la calidad” y la “cantidad” de entidades que lo respaldan. José González reiteró que el objetivo del Gobierno gallego es conseguir “un monte multifuncional, con biodiversidad, en el que convivan las distintas especies”. “Tenemos que alcanzar equilibrio entre conservación y sostenibilidad, que lleva también rentabilidad", sentenció.

González renovó el compromiso de completar un nuevo inventario forestal, tarea pendiente desde hace años en Galicia y que parece una herramienta imprescindible para llevar a buen término un plan forestal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad