Ence logra la prórroga: seguirá en Pontevedra 60 años más

stop

La empresa compromete una inversión de 61 millones en mejoras medioambientales

Planta de Ence en Lourizán

en A Coruña, 25 de enero de 2016 (14:05 CET)

Se acabó el culebrón. Ence continuará en Pontevedra hasta 2073. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha otorgado a la compañía la prórroga de la concesión de los terrenos que ocupa en Lourizán por 60 años, que empiezan a contar desde la solicitud remitida por la pastera, el 8 de noviembre de 2013.

La propia Ence ha confirmado la prórroga en un comunicado remitido a la CNMV en el que expresa su compromiso con los vecinos de Pontevedra y comarca asegurando que no los defraudará.

Se compromete a trabajar "con la mayor responsabilidad por la calidad de vida de los ciudadanos y para ganarse el apoyo a su actividad y permanencia por parte de todos los pontevedreses", una parte, contraria a la continuidad de las instalaciones en la ría.

Inversiones de 61 millones

La prórroga se concede por 60 años, con un plazo adicional por encima de los 50 años, que se justifica porque la fábrica cumple con la normativa medioambiental europea y porque presenta un fuerte programa de inversiones.

Destacan los 30,2 millones de euros que la compañía destinará a una importante mejora de la eficiencia de la fábrica, lo que permitirá un crecimiento en celulosa y energía renovable.

Además, la empresa invertirá 15 millones en la instalación de un nuevo ciclo del agua, "que hará posible recuperar gran parte del agua del proceso y minimizar el volumen del efluente".

Las mejoras ambientales –olores, ruidos y vapores-- se llevarán otros 12 millones, mientras que 4 serán para la renovación de la fachada, proyecto ya en marcha para mejorar el impacto visual del centro productivo.

La planta de biomasa, más cerca

Tras ganar el concurso de biomasa, Ence baraja instalar una planta de 40 MW en Pontevedra, lo que supondría una inversión adicional de 74 millones de euros, ya contemplada en el Plan Estratégico de la empresa y que se menciona en la solicitud de prórroga.

No confirma la compañía que se ejecutará en suelo gallego, si bien ya había advertido que esta posibilidad dependería de las facilidades regulatorias de cada territorio. La prórroga de la concesión, en este sentido, parecía un trámite ineludible para activar la inversión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad