Varios vecinos preocupados por las llamas esta mañana junto al incendio forestal en las proximidades de la Reserva Natural de Os Ancares (Lugo) | EFE

El misterio de la superficie quemada el 'domingo negro'

stop

La conselleira de Medio Rural se limita a asegurar que la superficie quemada supera todo lo que ha ardido este año, que tampoco cifra

Varios vecinos preocupados por las llamas esta mañana junto al incendio forestal en las proximidades de la Reserva Natural de Os Ancares (Lugo) | EFE

en A Coruña, 17 de octubre de 2017 (18:21 CET)

Dos días después del domingo negro, todavía es una incógnita la superficie que arrasaron los incendios en Galicia. Al menos, si se atiende a la comparecencia de la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, en el Parlamento. La conselleira ha asegurado este martes que "el 100% de los incendios" forestales registrados durante el pasado fin de semana "fueron intencionados" y también ha afirmado que la superficie quemada por los 276 fuegos de esta oleada "va a ser superior a toda la ardida durante el año". Poco más.

Vázquez ha comparecido a petición propia en el pleno del Parlamento de Galicia. Como en anteriores ocasiones, no ha cifrado el número de hectáreas calcinadas ni en lo que va de año ni en los últimos días. Eso sí, ha recordado que la temporada de verano acabó el 30 de septiembre con un terreno quemado un 44% inferior al que ardió en 2016 hasta esa fecha, y ha contabilizado esta diferencia en 9.000 hectáreas menos.

La comparación con 2006

El balance del verano (de 1 julio a 30 septiembre), según ha añadido, dejó un número de incendios un 20% inferior al del mismo periodo de 2016, y con un 70% menos de superficie quemada, esto es, 6.000 hectáreas menos. En 2016, de acuerdo con los datos que analizó el Consello de la Xunta, la comunidad superó las 20.000 hectáreas quemadas (20.347), más de 9.000 de monte arbolado, hasta comienzos de noviembre. Los datos de este año todavía son una incógnita en términos absolutos. Los del domingo, también.

Los incendios de 2006, la mayor ola  que afectó a Galicia la década pasada, que pilló al bipartito recién aterrizado en San Caetano, afectaron al 4,6% de la superficie forestal autonómica. Ese verano se quemaron, en total, 96.000 hectáreas de monte, la mitad de las hectáreas que habían resultado quemadas en el año 1989, uno de los más devastadores que se recuerdan en Galicia.

Hemeroteca

#ArdeGalicia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad