Las llamas cercaron las viviendas en Monchique

El fuego avanza sin control en Portugal

stop

Decenas de personas han sido desalojadas de sus casas tras cinco días de incendios en el Algarve; tres aviones españoles colaboran en la extinción

en A Coruña, 07 de agosto de 2018 (18:56 CET)

El fuego vuelve a golpear a Portugal tras los trágicos incendios del año pasado, que provocaron más de un centenar de muertos y forzaron la dimisión de la ministra de Administración Interna, Constança Urbano. Las llamas están ahora en el Algarve, que lleva cinco días ardiendo. Se han calcinado, al menos, 20.000 hectáreas y decenas de personas han tenido que desalojar sus casas para buscar refugio fuera de las llamas, una medida de “precaución”, según indicaron las autoridades lusas.

Medios aéreos del Ministerio de Agricultura y Pesca español colaboran en las labores de extinción, dificultadas por las rachas de viento que, a lo largo de los últimos días, han cambiado de dirección y propagado el fuego. El Gobierno español envió, concretamente, tres aviones anfibios.

Cortes de agua, teléfono e Internet

El incendio más preocupante está localizado en la sierra de Monchique, que provocó cortes de agua, de teléfono y de Internet. En algunas zonas tampoco funciona con normalidad el teléfono móvil debido a las interrupciones en el suministro eléctrico en algunas de las estaciones de telecomunicaciones. La densa vegetación de la zona, además de facilitar el avance del fuego, dificulta el acceso de los medios terrestres de extinción.

Hay 17 aeronaves trabajando para controlar el fuego, mientras los bomberos y el ejército fueron movilizados para proteger las casas, según informa el medio luso Público. EDP cortó el suministro eléctrico en algunas localidades por motivos de seguridad y a petición de Protección Civil.

Quejas de los bomberos

La Asociación Nacional de Bomberos Profesionales de Portugal, así como el Sindicato Profesional de Bomberos, han solicitado una reunión urgente con el ministro Eduardo Cabrita, que relevó en la cartera a la dimitida Contança Urbano. Se quejan de “una desorganización total” en la estrategia de extinción, “que no está dando resultados”, en palabras del presidente de ANBP, Fernando Curto.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad