E-monte aspira a concentrar el 4% de las ventas de madera en Galicia

stop

La plataforma impulsa un sistema de compra venta de lotes para que los pequeños propietarios puedan colocar su producción con más facilidad

Una plantación de eucaliptos

en A Coruña, 08 de agosto de 2016 (15:22 CET)

La plataforma de venta de madera e-monte lleva apenas tres meses funcionando a pleno rendimiento. Este proyecto, impulsado por Víctor Rivas hace dos años, empieza a tomar velocidad de crucero. Su meta: captar el 4% de la comercialización en 2020.

De momento ha celebrado más de una decena de subastas. En la actualidad se puede pujar por dos lotes, uno en el municipio lucense de Friol y otro en el coruñés de Oza-Cesuras, pero en las próximas semanas, como apunta Rivas, podrían sumarse otros cuatro más.

Pequeños productores

La idea, que se fraguó con el impulso de los programas de aceleración del Santander y Telefónica y de los premios cosechados hasta la fecha, surgió tras detectar que un gran número de propietarios forestales, sobre todo los más pequeños, no estaba lo suficientemente informado sobre a quién podía vender la madera.

Surgió entonces esta plataforma web –también cuenta con una aplicación móvil–, que permite a los propietarios forestales subir sus fincas y lotes sin coste alguno a través de un sencillo proceso. Sólo necesitan indicar la finca, realizar una breve descripción en la que se indique las especies plantadas y cualquier otro dato de interés (si el monte está certificado, si la finca se ve afectada por la normativa de Augas o de Patrimonio...), adjuntar la referencia catastral, elegir el sistema de venta (precio fijo o tonelada), añadir imágenes y, por último, colocar a la entrada de la propiedad el cartel que le enviarán desde e-monte.

e-monte

El papel de las empresas

La plataforma de venta de madera también aporta numerosas ventajas a las empresas. En primer lugar, pueden localizar a través del móvil las fincas que ofrecen su producción para, posteriormente, cubicarla, valorarla y realizar una oferta.

"Otra ventaja es que la empresa va a saber en todo momento el lugar que ocupa en la puja y el número de competidores. Eso sí, nunca sabrá el nombre de los competidores ni el precio que ofrecen", aclara Rivas. La idea es que haya competencia en los precios para que el pequeño propietario salga beneficiado. El vendedor tampoco conocerá los datos de los pujadores hasta el final, pero tendrá la posibilidad de hacerlo si contrata un servicio premium valorado en 60 euros. 

De momento hay inscritas 35 firmas de toda Galicia, desde grandes empresas a pequeños autónomos. E-monte se lleva el 1% del precio de los lotes que consigan a través de la plataforma.

Ventas conjuntas 

Desde la publicación del lote, el plazo para que las empresas presenten ofertas es de 30 días. Si después de recibir ofertas el vendedor no cierra la operación, e-monte le cobrará los gastos de publicación del lote (30 euros) y bloqueará la referencia catastral durante un período de 10 años.

También existen límites para las fincas que se incorporen a la plataforma, cuya superficie no podrá ser inferior a los 3.000 metros cuadrados. No obstante, explica Víctor Rivas, ya están trabajando para no dejar de lado a los más pequeños. Para ello, crearán una especie de sistema de couto redondo, agrupando las fincas de una misma zona, para dar salida a esos lotes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad