Operarios de los servicios de extinción de incendios trabaja en la zona de Zamanes, Vigo / Salvador Sas (EFE)

Desalojos y caos en las carreteras a causa del fuego

stop

Los vecinos de Vincios, en Gondomar, han sido desalojados por la proximidad de las llamas; las principales vías de conexión con Vigo están cortadas

en A Coruña, 15 de octubre de 2017 (19:41 CET)

Caos en las carreteras y varias poblaciones en riesgo a causa de la ola de incendios en Galicia, hasta 80 desde el sábado. En la provincia más castigada, Pontevedra, se han cortado al tráfico la A-52 y la AG-57. 

El incendio que desde la madrugada del domingo afecta al municipio de Ponteareas (Pontevedra) ha provocado el corte total de la circulación en la A-52 en el kilómetro 286, a la altura de Puzo.

En esa misma autovía, entre los kilómetros 120 y 121, también está cortado el tráfico en ambos sentidos a la altura de O Pereiro, en el municipio de A Mezquita de la provincia de Ourense.

En la AG-57, en Gondomar (Pontevedra), la circulación está interrumpida en el kilómetro 17.5 en los dos carriles. La carretera autonómica OU-101 está cortada del kilómetro 16 al 19 a la altura de Piuca (Ourense), también en ambos sentidos.

Desalojo en Gondomar

Las llamas están próximas a las casas en Vincios, en Gondomar, donde los vecinos han sido desalojados, así como a los vecinos de los núcleos de Devesa y Sobreira.

El área metropolitana de Vigo registra varios incendios en una jornada de domingo con gran actividad incendiaria en toda la provincia. El incendio de mayor magnitud es el que afecta a Ponteareas (Pontevedra), que se ha extendido a las localidades limítrofes de Redondela, Soutomaior y Pazos de Borbén, arrasando más de 1.500 hectáreas.

Los incendios registrados en As Neves, Gondomar y Salvaterra de Miño han obligado a decretar, como medida preventiva, la situación 2 de alerta por proximidad de las llamas a las casas.

En concreto, según ha informado Medio Rural a través de su cuenta de Twitter, esta situación de alerta se ha activado en la parroquia de As Neves, en el municipio homónimo; en la de Mogadáns, en Gondomar; y en la de Pesqueiras, en Salvaterra de Miño.

El mismo nivel de alerta se ha decretado en los municipios de Ponteareas (Pontevedra), Cervantes (Lugo) y San Cristovo de Cea (Ourense) como consecuencia de los incendios forestales que afectan a estas localidades.

Ha sucedido lo mismo en Baños de Molgas, por la proximidad del fuego al núcleo de Nevoeiro. 

El Ministerio del Interior ha decretado la situación operativa 1 en Galicia como consecuencia de la ola de incendios. Esto permite que la comunidad pueda emplear medios extraordinarios, en este caso, los de la UME.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad