El general de división Juan Chicharro, nuevo presidente de la Fundación Francisco Franco | EFE

La Fundación Francisco Franco cambia de presidente en pleno lío con Meirás

stop

El nuevo presidente de la Fundación Francisco Franco, el general Juan Chicharro, se estrena en el cargo con una carta de presentación ya envuelta en polémica

A Coruña, 09 de marzo de 2018 (04:55 CET)

Con la noticia de la venta del Pazo de Meirás, el conflicto que mantienen la Xunta y la Fundación Francisco Franco, encargada de las visitas a este Bien de Interés Cultural, ha pasado a un segundo plano. Sin embargo, en los últimos días ha habido novedades, y relevantes. La fundación ha cambiado de presidente: Juan Chicharro, general de división y ayudante de campo del rey emérito Juan Carlos I, será el nuevo interlocutor.

La elección del nuevo presidente ejecutivo de la Fundación Francisco Franco no está exenta de polémica. Varios grupos políticos han preguntado al Gobierno en el Congreso por este nombramiento, pero sobre todo han censurado algunas de las afirmaciones que Chicharro realiza en sus primeras palabras en el cargo.

En su carta de presentación, el nuevo presidente habla de Franco como “un hombre, hoy atacado con saña por los mismos enemigos a los que derrotó en la guerra, y en la paz, y olvidado por una sociedad relativista que tanto le debe”. Se refiere a su “inmensa labor social”, gracias a la cual “sacó a España de la miseria”, afirma convencido.

Defensa de la verdad histórica

De hecho, como asegura en su escrito, su “esfuerzo principal” al frente de la fundación será “la defensa de la verdad histórica” y “la propagación de las ideas que posibilitaron al pueblo español alcanzar un estado de bienestar no bien comprendido”. También contrarrestar las “ignominias” que sufren y las que puedan venir.

“Hoy cuando vemos tambalearse la unidad de España, cuando vemos como se derriban Cruces, cuando vemos asesinos terroristas recibiendo homenajes, cuando la corrupción política se hace asfixiante, cuando vemos peligrar las pensiones y como se incrementan las desigualdades sociales, la figura de Francisco Franco se acrecienta en la historia”, indica Chicharro.

El Ejército a Cataluña

No es la primera vez que unas declaraciones suyas causan revuelo entre los partidos demócratas. En 2013, este general de división, entonces ya en la Reserva, llegó a justificar la intervención del Ejército para frenar la independencia de Cataluña si el Gobierno y el Tribunal Constitucional no cumplían con su obligación.

Como consecuencia de las mismas, se vio obligado a dimitir como miembro de la Real y Militar Orden de San Hermengildo, aunque consiguió evitar una sanción. Su carta de presentación no deja indiferente a nadie. La Xunta, uno de los actores que pretende recuperar la titularidad pública del Pazo de Meirás, al menos ya tiene una primera idea del 'hueso' que le va a tocar roer.
 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad