Nuevo golpe al PP con la imputación del alcalde de Ferrol y José Luis Baltar

stop

Tras los relevos en Santiago forzados por los casos de corrupción, José Manuel Rey, también alcalde de la Fegamp, es acusado de cohecho en el marco de la 'Operación Pokémon'

José Manuel Rey Varela y José Luis Baltar | EFE

23 de junio de 2014 (22:25 CET)

No son tiempos tranquilos para el PP gallego. A un año de las municipales, Alberto Núñez Feijóo tuvo que enfrentarse a su problema de imagen más serio hasta la fecha y que radicaba en el concello de Santiago. Ante los escándalos de corrupción que rodeaban al consistorio, sobre todo después de que la justicia inhabilitase a siete ediles, forzó la dimisión del alcalde, Ángel Currás, para colocar en su lugar al conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández. Fue una jugada arriesgada para solventar su principal quebradero de cabeza. Hasta ayer. Este lunes, la jueza Pilar de Lara volvió a asestar otro duro golpe en la imagen del partido al acusar de cohecho al regidor de Ferrol y alcalde de la Fegamp, José Manuel Rey, así como al ex presidente de la Diputación de Ourense y padre del actual responsable, José Luis Baltar Pumar y al teniente alcalde de A Coruña, Julio Flores.

Los tres cargos populares han sido llamados a declarar el próximo lunes por Pilar de Lara, la jueza instructora de la Operación Pokémon, la misma en la que está imputado el recién dimitido Currás. También esta citado, en calidad de testigo, el presidente de la Diputación de A Coruña y secretario general del partido en la provincia, Diego Calvo.

Nueva pieza de la investigación

Acusados de cohecho, sus declaraciones se enmarcan en las de una lista de 18 imputados más por el mismo delito en el marco de la pieza número 2 separada del sumario sobre las actividades del Grupo Vendex. La llamada Operación Pokémon arrancó en septiembre de 2012, en plena precampaña de las autonómicas gallegas. Estudia una trama de supuestos sobornos a políticos por parte de empresas vinculadas con contratos públicos. Vendex es la principal firma imputada en la trama, aunque también está presente Aquagest.

La imputación de Rey Varela es un auténtico mazazo para el PP, que en días pasados, y tras la dimisión de Currás en Santiago, retó al PSOE a que hiciera lo mismo en los ayuntamientos donde cuenta con cargos investigados por la justicia, como ocurre en Lugo con Xosé Clemente López Orozco. El regidor ferrolano ahora imputado es un valor en alza dentro del partido desde que en 2011 recuperase la alcaldía para la formación de Alberto Núñez Feijóo, por primera vez con mayoría absoluta del PP. El consistorio estaba gobernado hasta entonces por el socialista Vicente Irisarri, que contó con el apoyo de Esquerda Unida y tuvo a Yolanda Díaz como teniente de alcalde una parte del mandato.

Durante todo su mandato como regidor de Ferrol, Rey Varela ha defendido la implicación del PP gallego y de Núñez Feijóo en particular en la reactivación del sector naval. No sólo sacó pecho por la adjudicación de los contratos de Pemex a Navantia, sino que en más de una ocasión cargó contra la dirección de los astilleros públicos por no hacer su trabajo y conseguir nuevos contratos, frente a los amarrados por la Xunta de Galicia. Además, el fue el alcalde popular escogido para presidir la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp).

Baltar y su otro juicio por prevaricación

También ha sido imputado en esta nueva pieza el ex presidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar Pumar. El histórico cargo popular, para muchos el último representante del llamado sector de la boina dentro del PP, vivió sonados enfrentamientos con la cúpula del partido en sus últimos años al frente del ente provincial, propiciados en gran parte por su determinación de dejar a su hijo, Manuel Baltar, como presidente provincial del partido. Cedió el bastón de la Diputación precisamente a este cuando comenzaron sus problemas con la justicia.

Y es que Baltar Pumar está también acusado de un delito de prevaricación por la supuesta contratación irregular de 104 personas en la institución que dirigió hasta enero de 2012. Precisamente el juicio oral de este caso también arranca el próximo lunes, 30 de junio.

Empresarios y políticos imputados de nuevo

En la lista de imputados por cohecho en esta nueva providencia de Pilar de Lara figuran además otros políticos que ya están imputados en la Pokémon, como es el caso de Julio Flores, teniente de alcalde de Carlos Negreira en A Coruña o Ángel Espadas, quien fue mano derecha del ex regidor compostelano Gerardo Conde Roa. No obstante, esta investigación no sólo ha dañado la imagen del PP, también la del PSOE y el BNG, al tener ambas formaciones cargos imputados. De hecho, la investigación arrancó con la detención del ex alcalde socialista de Ourense, Francisco Rodríguez, que también está llamado a declarar en esta nueva pieza. También están imputados el antiguo concejal de contratación de A Coruña, el socialista José Federico Nogueira Fernández, así como la socialista ferrolana Mercades Carbajales y el ex edil nacionalista en Ourense Xosé Fernando Varela.

La providencia dictada este lunes llama también a declarar como imputados de nuevo a los directivos de Vendex Gervasio Rodríguez Acosta y José María Tutor, así como a los que fueron delegados de la compañía en Ourense, Adrián Cordero y Santiago Alberto Quintana, y al responsable de la ORA en Lugo Manuel Reguera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad