Navantia desembarca en Brasil a la caza de contratos

stop

La dirección de los astilleros públicos crea una filial en el país carioca para intentar hacerse con los nuevos barcos de la Marina brasileña

El presidente de la Sepi, Ramón Aguirre

A Coruña, 23 de enero de 2015 (16:51 CET)

La Navantia atosigada por la falta de contratos ha dado el segundo paso en la política de internacionalización de la compañía. El Consejo de Ministros ha autorizado a la SEPI, la sociedad que controla los astilleros públicos, para crear una filial en Brasil. La sociedad se llamará Navantia Brasil Projetos Navais LTDA, participada en un 90% por Navantia y en un 10% por Navantia Australia.

El objetivo no es otro que competir por los contratos de renovación de flota previstos para la Marina brasileña en los próximos años. a ley de contratos estratégicos de defensa del país carioca exige que un alto porcentaje de fabricación local y que las empresas adjudicatarias tengan domicilio en Brasil. Navantia Brasil lo tendrá.

Alianza con empresas locales

Para el segundo requisito, el Gobierno explica que Navantia lleva "dos años" planificando su asalto al otro lado del charco durante los cuales ha ido cerrando una completa red de alianzas industriales y ofertando en todos los concursos de defensa licitados en el país.

"Con la creación de Navantia Brasil se consolida una apuesta de cooperación industrial en defensa que es coherente con el alto interés de España en dicho país, con lo que contribuye a estrechar los fuertes lazos que ya existen entre los dos países", señala.

Es la segunda filial que crea Navantia más allá de la frontera española. La primera fue Navantia Australia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad