Navantia castiga a Ferrol y se lleva parte del buque de Pemex a Cádiz

stop

La dirección de los astilleros públicos asegura que sin desviar carga de trabajo a Puerto Real la entrega del flotel incumpliría los plazos

Protesta de los trabajadores de Navantia | EFE

26 de septiembre de 2014 (20:05 CET)

La dirección de Navantia ha decidido que una parte del flotel de Pemex se construya en Puerto Real (Cádiz) y no en Ferrol. Es una parte pequeña, ocho de los 86 bloques del buque, pero ha desatado otra tormenta en Ferrolterra e incluso en San Caetano. El Conselleiro de Economía, Francisco Conde, expresó su disconformidad con la medida y su partido, el PPdeG, la calificó de “intolerable” por boca de su portavoz, Miguel Tellado. Navantia, por su parte, considera que es la mejor manera de cumplir con los plazos fijados para el encargo de Pemex y que exigen tener el barco a punto y en México en 30 meses.

"Tal y como se está desarrollando el programa no llegamos a tiempo”, dicen en el grupo público de astilleros, donde achacan el retraso a la lenta tramitación de las adjudicaciones de algunos paquetes. En la comparativa con Barreras, por ejemplo, el encargo llevaría algo más de dos meses de retraso ya que el astillero vigués ejecutó la puesta de quilla en agosto mientras que en Navantia se realizará presumiblemente en octubre. Sumado esto a que la construcción civil tolera peor que se alarguen los plazos que la militar y que Pemex y su contrato es estratégico para el grupo público de astilleros, tendríamos el argumentario completo de Navantia para llevarse trabajo de Ferrol hasta Cádiz. Fene no puede encargarse de obra civil y la dirección tampoco quiso que cortara chapa para el flotel, tarea que se llevó a Asturias.

¿Por qué hay retrasos?

Pero las razones de Navantia no se entienden en Galicia, donde se lleva algo más de tres años implorando carga de trabajo para los astilleros y donde la Xunta ejerció de mediador para que la petrolera mexicana contribuyese a solucionar la sequía. El traslado de los 8 bloques, que serán luego devueltos a Ferrolterra para su ensamblaje, supone mutilar el único barco en construcción del astillero, mientras no llega el Buque de Acción Marítima para Defensa. En Puerto Real las gradas están vacías.

Los sindicatos no coinciden con la dirección en las causas del retraso. Señalan que la mala gestión provocó una enorme lentitud en el acopio de materiales y que impera cierto desorden en todo el proceso, con planos e información que llegan tarde y cambios constantes en el organigrama. La pregunta clave es si Navantia Ferrol tiene margen para dar un acelerón a la construcción del flotel. Los trabajadores no dudan que podría hacerse en tierras gallegas al completo, en un momento en el que el grueso de la plantilla está en subactividad.

Indignación general

Golpe a golpe, los ánimos en Ferrol se encienden, ya sin dique flotante en el horizonte y con el buque gasero de Gas Natural dirección a Cadiz. El portavoz del comité de empresa, Ignacio Naveiras, recordó que la responsabilidad de los atrasos es de la propia dirección de Navantia, que ahora decide trasladar parte del trabajo a sus astilleros andaluces. Incluso apunta a un interés de la propia empresa en retrasar los trabajos.

Los trabajadores piden una respuesta "política" de la Xunta, sabiendo que, aparte del desvío de carga de trabajo anunciado, Navantia no cierra la puerta a otras reprogramaciones si la construcción del flotel no avanza a buen ritmo. El alcalde de Ferrol, José Manuel Rey, optó directamente por calificar de "impresentable" la medida e instó a Núñez Feijóo a tomar cartas en el asunto. "El Concello pondrá en marcha todas las iniciativas políticas que estén a su alcance para rechazar esta propuesta", zanjó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad