Muere el exministro del Interior socialista Antonio Asunción

stop

Renunció a la cartera por la fuga del ex director de la Guardia Civil Luis Roldán

El exministro Antonio Asunción / EFE

Valencia, 05 de marzo de 2016 (11:14 CET)

El exministro del Interior socialista Antonio Asunción ha fallecido hoy en Valencia a los 64 años, tras padecer una enfermedad detectada hace unas semanas.

Su cumbre en la vida política fue cuando Felipe González lo nombró ministro del Interior en 1993, pero dimitió cinco meses después, tras el escándalo que siguió a la fuga del exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán. Durante su gestión, remodeló esta cartera y asumió el mando directo de la lucha antiterrorista, con la supresión de la Secretaría de Estado para la Seguridad.

Nacido en Manises (Comunidad Valenciana) el 12 de julio de 1951 y militante del PSOE desde los setenta, inició su carrera política como alcalde de su ciudad natal al ser elegido en las elecciones municipales de 1979.

Fue reelecto en 1983, pero dejó su puesto para asumir la Presidencia de la Diputación de Valencia, donde aplicó sus ideas sobre optimización, racionalización y eficiencia del gasto.

Política penitenciaria

En 1988 fue nombrado director general de Instituciones Penitenciarias, que un tiempo después fue convertida en Secretaría General y después en Secretaría de Estado.

Durante esta etapa se creó el Plan de Amortización y Creación de Centros Penitenciarios, todavía vigente hoy, que dio lugar al nacimiento de la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios. Asunción consiguió incorporar el sistema penitenciario a la lucha antiterrorista, mediante el diseño e implementación de la política de dispersión de presos, que todavía sigue vigente.

Fue diputado en las Cortes Generales durante la legislatura 1993-1996, y ocupó un escaño en las Cortes Valencianas desde el 13 de junio al 20 de septiembre de 1999, después de haberse presentado como candidato a la Presidencia de la Generalitat por el PSPV.

Tras perder las primarias para secretario general del partido, abandonó la primera línea política y regresó a la empresa privada. Pero regresó en 2013 con Albert Rivera y Juan Carlos Girauta en la plataforma Movimiento Ciudadano. Y tampoco pudo alejarse demasiado de la primera plana informativa, porque en junio de 2015 fue imputado por delitos de administración fraudulenta y apropiación indebida por la venta al Banco de Valencia de su participación en una piscifactoría.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad