Darío Rivas, junto al escritor Manuel Rivas, en la Praza do Obradoiro / EFE

Muere Darío Rivas, el gallego que denunció los crímenes del franquismo

Hijo del alcalde de Castro de Rei asesinado por los falangistas, su querella en Buenos Aires abrió la única investigación a los crímenes del franquismo

Darío Rivas, hijo del que fuera alcalde del municipio lucense de Castro de Rei, Severino Rivas, ha fallecido a los 99 años en Buenos Aires. En la capital argentina inició una acción judicial que llevaría a la investigación de los crímenes del franquismo. La querella, presentada en 2010 en busca de la reparación por el asesinato de su padre, dio paso a la investigación en base al principio de justicia universal reconocido en la Constitución argentina.

Severino Rivas fue asesinado por los falangistas en un fusilamiento en octubre de 1.936, apenas unos meses después de convertirse en alcalde. El hijo hallaría sus restos por una conversación casual con una vecina de Portomarín (Lugo) en 2004. La pelea de Darío Rivas convirtió a su padre en la primera víctima del franquismo exhumada en Galicia y acabaría con la única causa abierta contra los crímenes franquistas en el mundo, al otro lado del Atlántico, en Argentina.

Convertido en un referente de la memoria histórica, Darío Rivas aprovechó un encuentro entre Mariano Rajoy y Angela Merkel en Santiago, en la Praza do Obradoiro, para entregar a la canciller una carta en la que exigía a Alemania que pidiera perdón por la colaboración nazi con el Frente Nacional durante la Guerra Civil española.

Su padre, Severino Rivas, fue enterrado con honores en 2015 en Portomarín.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad